Reciprocidad, moderación y un objetivo definido, claves para el éxito de una comunidad virtual

Según la consulta realizada entre sus usuarios por el portal cultural El Catalejo.com, para que una comunidad virtual sobreviva debe centrarse en un ámbito muy concreto, crear una sensación de pertenencia al grupo premiando la participación, y habilitar cierto control de los contenidos, los participantes y la publicidad.

Los usuarios señalan como uno de los elementos esenciales para mantener su interés en integrarse en grupos virtuales el que tenga un objeto muy definido, un aspecto en el que probablemente reside el éxito de los blogs y comunidades especializadas en el sector turístico que han surgido en el último año, incluso en el caso de las que están ligadas al nombre de un solo personaje de este ámbito. Otro aspecto es la creación de una sensación de reciprocidad, en el sentido de que los miembros crean que perciben un beneficio directamente relacionado con su mayor o menor participación, a lo que pueden contribuir las listas de correo cerradas entre sus miembros. En general, los integrantes de estos grupos buscan la seguridad y confort que no ofrecen los foros abiertos, tanto en lo relativo a la excesiva intrusión de publicidad, como la de participantes considerados como intrusos, al no estar interesados en el objetivo principal. Junto a ello, y para crear esta misma sensación, los usuarios de El Catalejo hablan de libertad, o de falta de censura, pero manteniendo una moderación, en el sentido de intervenir siempre con respeto al resto de integrantes. En un terreno aún más práctico, de la consulta se deduce que las direcciones URL breves, sencillas y fijas, junto a contenidos fáciles de etiquetar, resultan muy valiosos. También contribuye al éxito el contacto de los miembros en la vida real, especialmente útil en comunidades que se crean con ámbito local, con los denominados "beers & blogs", un tipo de encuentro que ya ha organizado el grupo Turismo 2.0 en varias ocasiones. Second Life no convence al usuario La ausencia de un objetivo muy concreto puede ser la clave del aparente fracaso de una comunidad de contenido tan espectacular como es Second Life. Se trata de un mundo paralelo en el que han tenido cabida todo tipo de empresas, con independencia del tamaño, y que, sin embargo, no convence a los usuarios. Y es que, según publica el portal de internet The Inquirer, el 85% de los que han creado un avatar o personaje virtual, lo han abandonado, y la media de conectados no supera los 40.000 en la actualidad. Grandes empresas de todo los sectores económicos han invertido importantes sumas en Second Life, donde el gasto inicial mínimo para establecer un sitio supera los 1.200 euros, a lo que se suma el mantenimiento del mismo. En el ámbito turístico los últimos en sumarse han sido Viajes Iberia y TUI este mismo verano, que se unen a hoteleras como Starwood e InterContinental, destinos como Gijón o México y la aerolínea brasileña TAM, que entraron en el último año. Ángeles Vargas (actualidad@hosteltur.com) 
Second Life dentro.jpgSecond Life dentro.jpg

Second Life dentro.jpgSecond Life dentro.jpg

Second Life fuera.jpgSecond Life fuera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.