Todo el sector turístico debe hacer frente al cambio climático

La Segunda Conferencia Internacional sobre Cambio Climático y Turismo, que se clausuró ayer en Davos, insta a todo el sector turístico a que "actúe para hacer frente al cambio climático, que es uno de los retos más importantes que se plantean al desarrollo sostenible y a los objetivos de desarrollo del Milenio en el siglo XXI".

La Declaración de Davos, presentada al cierre de los tres días de la Conferencia, señala que "para que pueda crecer de forma sostenible, el sector turístico debe responder con rapidez al cambio climático en el marco que están creando las Naciones Unidas". La Conferencia fue convocada por la OMT, junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), con el apoyo del Foro Económico Mundial y del Gobierno de Suiza. A juicio del subsecretario general de la OMT, Geoffrey Lipman, "en los campos del cambio climático y de la pobreza, las soluciones están estrechamente relacionadas entre sí". Por eso, explicó que, en Davos, el sector del turismo se ha comprometido a adoptar una postura estratégica a largo plazo sobre estas cuestiones a partir de ahora y como contribución a la hoja de ruta mundial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Conferencia sobre el Cambio Climático en Bali, a finales de este año. "Nos marchamos de Davos más optimistas en cuanto a nuestro futuro, después de haber llegado al acuerdo común de reforzar la sostenibilidad de nuestra capacidad de respuesta en los cuatro ámbitos económico, social, ambiental y climático". Este compromiso requerirá una acción por parte del sector turístico para mitigar sus emisiones de gases de efecto invernadero, derivadas sobre todo de sus actividades de transporte y alojamiento; adaptar las empresas y los destinos turísticos al cambio de las condiciones climáticas; aplicar las técnicas existentes y las nuevas para mejorar la eficacia del uso de la energía; y recabar recursos financieros para ayudar a las regiones y a los países pobres. La Conferencia de Davos ha instado a la OMT a que, en colaboración con el PNUMA y la OMM, refuerce ese proceso y convoque en su momento una Tercera Conferencia sobre Cambio Climático y Turismo, para examinar los progresos realizados, mantener los niveles de respuesta y definir las nuevas necesidades y las disposiciones que convenga tomar. El subsecretario general de la OMM, Jeremiah Lengoasa, afirmó que, "si bien el clima es un recurso efectivamente valioso y esencial para el turismo, no cabe subestimar la gravedad de los efectos del cambio climático y de los riesgos que conlleva para la infraestructura, las personas, las redes financieras y los ecosistemas que son vitales para el éxito del turismo en todos los niveles. En este sentido, La OMM insta a los gobiernos y al sector empresarial a que refuercen las asociaciones entre clima y turismo y aprovechen la información y los pronósticos climáticos que ofrecen los servicios de meteorología e hidrología nacionales, y a incorporar los factores climáticos en las políticas y planes de desarrollo y gestión de turismo para garantizar un futuro sostenible al sector". La Declaración de Davos y las conclusiones de la Conferencia servirán de base a las deliberaciones de la Cumbre Ministerial de la OMT sobre Turismo y Cambio Climático, que se celebrará en el World Travel Market de Londres (Reino Unido), el 13 de noviembre de 2007. Se someterá a la adopción de la Asamblea General de la OMT en Cartagena de Indias (Colombia), del 23 al 29 de noviembre de 2007, y también se presentará a la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Bali (Indonesia), en diciembre de 2007. HOSTELTUR (actualidad@hostetur.com) 
cambio climático.jpgcambio climático.jpg

cambio climático.jpgcambio climático.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.