Barceló aumenta un 25% su oferta hotelera en EE UU

Barceló Hotels & Resorts acaba de incorporar 17 nuevos hoteles en Estados Unidos, a través de Crestline Hotels & Resorts, su filial en el país. Este aumento, con el que la cadena eleva a 70 sus establecimientos estadounidenses, ha sido posible gracias a la compra de los contratos de gestión de la compañía Tidewater Hotels & Resorts.

Los 17 hoteles, dos de los cuales aún están en construcción, suman un total de 2.400 habitaciones. Barceló asegura que esta operación convierte a Crestline en "la cuarta compañía gestora independiente de hoteles más grande de Estados Unidos". Además consolida el posicionamiento de la compañía mallorquina como "la cadena hotelera española líder en ese país". "Tidewater se ajusta a nuestros objetivos de crecimiento y completa nuestro producto actual, mayoritariamente urbano. Todos los hoteles incorporados son establecimientos vacacionales de 4 y 5 estrellas, muchos de ellos situados en primera línea de mar, y están ubicados en las localidades de Virginia Beach, Charlottesville, Chesapeake y Bedford, en el Estado de Virginia, y en las de Carolina Beach y Wilmington, en el Estado de Carolina del Norte", ha explicado el CEO de Barceló Hotels & Resorts en Estados Unidos y presidente de Barceló Crestline Corporation, Bruce Wardinski. "Habida cuenta de los resultados que han obtenido hasta la fecha y del potencial que ofrecen los mercados en los que están ubicados, estamos seguros de que esta operación será un éxito", ha añadido. El propietario y fundador de Tidewater Hotels & Resorts, Thomas Lyon, también se ha mostrado satisfecho con el acuerdo alcanzado. "Crestline Hotels & Resorts comparte nuestro compromiso con la buena gestión de los hoteles. Estamos convencidos de que bajo la gestión de esta operadora nuestros hoteles seguirán satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes y podrán aprovecharse de todas las ventajas que les ofrece el grupo", ha asegurado. La operación, cuyo importe no ha sido facilitado, concluirá a finales de mes y también incluye una lavandería que dará servicio a los alojamientos incorporados y en el futuro es probable que lo haga a otros establecimientos externos al grupo. 16 años en EE UU Barceló incorporó su primer hotel en Estados Unidos, concretamente en Washington, en 1992. Pero el pistoletazo definitivo de su andadura en el país se dio en 2002, con la adquisición de la gestora Crestline Capital. Desde entonces, Crestline Hotels & Resorts ha alcanzado los 70 hoteles y las 14.700 habitaciones. Cuatro de ellos están en construcción y uno es un centro de convenciones. Tiene presencia en 14 Estados americanos y en el distrito de Columbia. Si bien los ingresos computan en los resultados de la empresa matriz, esos hoteles no son comercializados bajo las marcas del grupo. El motivo es que para poder competir con las grandes redes americanas, la cadena tendría que tener al menos un volumen de 100 hoteles, cifra que se propone alcanzar a medio plazo. Hasta que lo consiga, Crestline Hotels & Resorts gestiona los establecimientos pero los comercializa de manera independiente, sin marca, o bajo una franquicia. Trabaja con enseñas como Marriott, Hilton, Westin, Renaissance, Sheraton, Crowne Plaza y Wyndham. Tidewater Hotels & Resorts es una compañía con más de 30 años de experiencia. Posee y opera múltiples franquicia y hoteles independientes. Se autodefine como una empresa de servicios completos en gestión hotelera. Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com) 
barcelo dentro.jpgbarcelo dentro.jpg

barcelo dentro.jpgbarcelo dentro.jpg

barcelo fuera.jpgbarcelo fuera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.