Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Spanair habla de un ERE con Trabajo mientras los sindicatos asumen posiciones distintas frente al plan

18 julio, 2008
Representantes de Spanair se reunieron ayer con el Ministerio de Trabajo e Inmigración mientras los sindicatos, reunidos en asamblea con los trabajadores, asumían posiciones muy distintas frente al plan presentado el pasado martes con el objetivo de "hacer frente a la crisis del sector aéreo" y que contempla eliminar casi un tercio de la plantilla, cancelar nueve rutas y retirar 15 aviones.
Fuentes del ministerio indicaron que la compañía ha acudido ante la Dirección General de Trabajo para informar de las dificultades por las que atraviesa y de que una de las posibles vías para salir adelante "pasa por presentar un expediente de regulación de empleo (ERE)". Sin embrago, precisaron que la dirección de la aerolínea no había presentado nada oficialmente, ya que esta reunión estaba programada previamente, antes de que la empresa anunciara la medida de despidos. Mientras tanto, los trabajadores de la aerolínea perteneciente al grupo SAS estuvieron reunidos en asamblea durante todo el día en Palma, su base central, para analizar el plan presentado expresando su desconcierto e irritación porque la empresa hubiera decidido como primera medida despedir a unos 1.100 trabajadores de un total de 3.880, unos 710 del personal de tierra y otros 340 de personal de vuelo, según les ha informado la dirección de la compañía, ya que consideran que previamente se aplicarían otras antes que las más extremas para reflotar la empresa. Los sindicatos Los sindicatos, por su parte, han asumido diferentes posiciones. El presidente del comité de empresa de la compañía, Jordi Mauri, representante de CC OO ha explicado que intentarán minimizar los despidos para que el expediente de regulación de empleo (ERE) afecte "al menor número de trabajadores posible". Según asegura, confían en que haya un margen de negociación con la empresa para lograrlo, ya que "un número tan redondo como 900 puestos de trabajo a jornada completa" que afecte, sin embargo, a 1.100 les parece "contradictorio y sospechoso". Por el contrario, el coordinador estatal de UGT de Spanair, Guillermo Villalonga, considera que el plan de viabilidad presentado por la compañía es "un ERE en toda regla" que, "bajo ningún concepto", su sindicato "negociará". "Queremos un plan de viabilidad real", al tiempo que ha resaltado que las pérdidas de la compañía "provienen de una mala gestión", ya que en 2006 Spanair registró beneficios y en 2007, pérdidas, cuando aún el precio del combustible no había alcanzado los actuales niveles y las condiciones del mercado eran distintas. Los afectados Fuentes sindicales han informado de que la dirección de la compañía, de nuevo en reunión ayer con el comité de empresa, suministró los datos provisionales del número de trabajadores por áreas que se verán afectados por le recorte de personal. De unos 710 trabajadores de servicios de tierra, unos 180 son trabajadores de rampa, unos 270 empleados de servicios generales, 120 técnicos de mantenimiento y 140 del área de ventas y reservas. Respecto al personal de vuelo, serán despedidos 120 pilotos y 220 tripulantes de cabina de pasajeros. Además, Spanair explicó que los despidos serán "en todas las áreas de negocio y en todos los niveles jerárquicos". Desde el sector oficial Ayer el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, ha reconocido su preocupación por las consecuencias que tendrá el plan de viabilidad de Spanair, especialmente en las zonas donde la compañía tiene una presencia significativa, como es el caso de las Islas Baleares. Solbes ha señalado que una de las cosas que más le preocupa es el mantenimiento de la competencia en el sector y también del servicio. Por su parte, el presidente del Govern balear, Francesc Antich, ha afirmado que el Ejecutivo autonómico "defenderá" a los trabajadores de la compañía, así como las conexiones aéreas con las islas, dentro del archipiélago y con el continente. Desde el sector privado El presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Joan Gual de Torrella, alertó acerca del peligro de que la situación de crisis que atraviesa la compañía aérea Spanair suponga una reducción de la conectividad del archipiélago por contar con un número menor de conexiones aéreas. "La Comunidad balear es vulnerable por su condición insular y muy sensible a la pérdida de conexiones aéreas, ya que de las mismas depende gran parte de su actividad económica", ha indicado Gual, quien ha destacado que la situación de la aerolínea afectara directamente la economía balear. De no ser así, ha añadido, "únicamente saldrían perjudicadas las personas despedidas", unos 1.100 empleados. "La situación de Spanair es una mala noticia y forma parte del contexto de desaceleración que vive el país". Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.