Los "austeros" presupuestos de 2009 paralizarán proyectos

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, presentó el viernes el proyecto de Presupuestos del Estado "más austero" en muchos años, que obligará a paralizar algunos proyectos del Ejecutivo y a "retrasar" muchos otros objetivos que el Gobierno sí mantendrá en el futuro.

"Los Presupuestos son los más austeros en este país en muchos años", señaló Solbes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que reconoció que las circunstancias económicas pueden ser "las más difíciles de las últimas décadas". El vicepresidente económico aseguró que el Gobierno ha hecho un "ejercicio de responsabilidad" en la elaboración del proyecto desde el corto margen del que dispone, concentrando el gasto en las partidas que puedan permitir la recuperación de la economía española, como la inversión en infraestructuras o la I+D y en las partidas que puedan ayudar a los más desfavorecidos a superar el periodo de crisis. Déficit justificado Por otro lado, Solbes comenzó desgranando las cuentas para 2009 señalando que el punto de partida es un déficit del 1,5% del PIB. Más aún, avanzó que durante 2008 y 2009, la economía se enfrentará a una "fuere desaceleración", que se manifestará en "significativos déficits". Para este año, el Gobierno prevé un déficit del Estado del 1,6% del PIB. Asimismo, Solbes anticipó un ligero déficit de las comunidades en 2008 y un saldo negativo "significativo" en 2009. En el caso del Estado, Solbes aseguró que el déficit estará "claramente" por debajo del 2% en 2008 y, en todo caso, en esta cota en 2009. De cara a 2009, la caída de los ingresos podría estabilizarse, según el Ejecutivo. Sin embargo, la previsión de ingresos para el próximo año era de 165.000 millones de euros cuando se presentó el techo de gasto, pero señaló que el "cambio radical" de las circunstancias han llevado a reducirla hasta los 141.000 millones de euros, un 14,8% menos (24.500 millones menos). En cualquier caso, Solbes confió en que los ingresos se recuperen en 2009 gracias al efecto de las medidas fiscales puestas en marcha. Así, dijo que España es el país que más se ha esforzado fiscalmente para encarar la crisis de toda Europa, con un desembolso fiscal de 21.000 millones, lo que refuta, en su opinión, las acusaciones de inmovilismo al Gobierno. Según explicó, la deducción de 400 euros supondrá este año 5.400 millones de euros; el cheque-bebé, 1.190 millones de euros; las rebajas del IRPF, un impacto de 1.890 millones de euros; la deflactación del IRPF, 940 millones de euros; la entrada en vigor del segundo tramo de la rebaja del Impuesto de Sociedades, 5.332 millones de euros; el régimen de consolidación del IVA, 3.000 millones de euros; y los pagos fraccionados de este impuesto, 3.000 millones. 
solbes.jpgsolbes.jpg

solbes.jpgsolbes.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.