Afiliarse a la OMT es "unirse a una marca poderosa"

Hacerse miembro de la OMT es "mucho más que pagar una cuota", según afirma el director ejecutivo de la Secretaría Permanente de los Miembros Afiliados de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Javier Blanco. "Es unirse a una marca poderosa, participando en todo tipo de proyectos" y no ha de verse como gasto, sino como "una inversión y también un compromiso".

La Organización Mundial del Turismo (OMT) cuenta con 154 Estados miembros y 375 miembros afiliados. Tiene su sede en Madrid, y desde ella se lanzan las directrices básicas para el desarrollo de buenas prácticas por parte del sector, tratando de conciliar la gran pluralidad de intereses y buscando la colaboración de los representantes locales. Javier Blanco acerca los entresijos de su funcionamiento a los lectores de HOSTELTUR en una entrevista concedida en su edición de Febrero. Así, explica que se trata de "un foro mundial de referencia que marca criterios, un órgano de síntesis sobre las opiniones que hay en el mundo acerca de cómo debería conducirse el sector", especialmente valioso en tiempos de crisis, en los que se "busca sobre todo la colaboración de los agentes locales". Posteriormente, añade, "el grado de desarrollo y cumplimiento de las directrices corresponde al propio turista, a los turoperadores, a los gestores de destinos y a todas las industrias relacionadas. En definitiva, es una fuerza moral, crea doctrina y tiene la fuerza de que lo hace de la mano de más de 150 estados y del propio sector". Sólo grandes líneas políticas Sobre las dificultades para poner de acuerdos a países tan diferentes, comenta que "no es un organismo de confrontación, sino para buscar acuerdos. No entramos en detalles de si hay que promocionar más el turismo de sol y playa o el cultural. Las decisiones se toman por consenso porque son grandes líneas políticas. Entre las prioridades destaca el estar al lado de los países en vías de desarrollo. Claro que hay contradicciones, pero se tiene en cuenta la pluralidad". Destaca que quienes trabajan en la organización no defienden intereses particulares de los Estados, "puesto que no somos –con independencia de nuestra nacionalidad- representantes de algún Estado en particular". Ventajas de la afiliación Blanco señala que la OMT tiene muchos beneficios para quien se une a ella. "Cualquier entidad o empresa relacionado con el turismo puede estar afiliado (una empresa, una universidad…). Pero tiene que venir avalado por su país y comprometerse a cumplir con los principios básicos". De ese modo, accederá a fuentes de investigación turística de primer nivel y tendrá la oportunidad de intercambiar información sobre las mejores prácticas. "En un momento de crisis", señala, "es especialmente oportuno unirse y compartir experiencias y conocimientos". Ángeles Vargas (actualidad@hosteltur.com) 
Blanco dentro.jpgBlanco dentro.jpg

Blanco dentro.jpgBlanco dentro.jpg

Blanco fuera.jpgBlanco fuera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.