Diario 5407 20.10.2018 | 13:53
Hosteltur: Noticias de turismo

La crisis de la economía rusa amenaza con desinflar este emisor hacia España

14 marzo, 2009
La evolución de la economía rusa hace temer que este año pueda producirse una bajada en las llegadas de turistas rusos a España. En este contexto de incertidumbre, la feria MITT de Moscú abre sus puertas el próximo 18 de marzo.
Según el Gobierno ruso, la economía no crecerá este año sino que el PIB descenderá hasta el -2,2%, frente al crecimiento del 5,6% registrado el año pasado.

Y es que las exportaciones de petróleo ya no generan los abundantes ingresos de antaño debido a la caída del precio del barril. Incluso la industria armamentística, otro pilar de las exportaciones rusas, está atravesando serias dificultades.
 
Desde julio de 2008, el rublo se ha devaluado un 48% frente al euro; la inflación acumulada de 2008 fue del 13,9%; y el paro se ha incrementado en los últimos dos meses, con 700.000 personas que han perdido su trabajo.
 
Son momentos complicados para la Federación Rusa. De ahí que el Gobierno haya activado un paquete de medidas anti-crisis y proteccionistas (cuyo coste ascenderá al 12% del PIB nacional) gracias a las reservas de 227.000 millones de dólares acumuladas en los años de bonanza.
 
Además, Moscú se ha marcado un ambicioso objetivo: quiere que en el año 2020 dos de cada tres rusos pertenezcan a las clases medias. El país más extenso del mundo cuenta actualmente con 142 millones de habitantes.
 
Según cálculos de los turoperadores del país, el año pasado viajaron al exterior cerca de nueve millones de ciudadanos rusos. De ellos, cinco millones eran propiamente turistas. España recibió 400.000 viajeros rusos en 2008.
 
Caída de los visados

La evolución de la economía rusa ha tenido una traslación directa en el número de viajes al exterior. En los meses de enero y febrero, el número de visados turísticos expedidos para viajar a España cayó un 36% y un 29% respectivamente.
 
"La bajada es muy significativa pero estamos hablando de un mercado emergente y fundamentalmente de verano", apunta Luis Boves, director de la Oficina Española de Turismo (OET) en Moscú.
 
Según explica Boves, las empresas turísticas y destinos españoles que esta semana viajen a la MITT de Moscú se van a encontrar que, a diferencia de años anteriores por estas fechas, los turoperadores rusos todavía no tienen firmados los contratos de garantías con los hoteles ni con las compañías aéreas para levantar los vuelos chárter.
 
Es más, la mayoría de los turoperadores rusos creen que este año se producirá una caída de la demanda cercana al 25%. No obstante, los vuelos regulares de las aerolíneas rusas hacia España de momento se mantienen.
 
Por otra parte, según explica el director de la OET, el cliente ruso sigue llamando a las agencias de viajes para informarse "pero no está reservando".
 
¿Cuándo se produciría el punto de inflexión para que las demandas de información se transformen en reservas? "Los turoperadores calculan que a partir de mediados de mayo en adelante ya se despejará el panorama", apunta Luis Boves.
 
Destinos no euro

Los profesionales turísticos rusos dan por seguro que todos los destinos del Mediterráneo sufrirán una caída en las llegadas, incluso los que se encuentran fuera de la zona euro como Turquía y Egipto.
 
"Tengamos en cuenta que el perfil del turista ruso que va a Turquía es muy diferente del que viaja a España. El que va a Turquía corresponde a un perfil de clase media o media-baja, que incluso pedía créditos para tomar estas vacaciones si no les llegaba el ahorro? Mientras que España está en un escalón superior, por distancia, precio, servicio complementarios, gasto en destino, etc", explica Luis Boves.
 
Pero en cualquier caso, las empresas turísticas y destinos españoles que deseen captar turistas rusos no lo van a tener fácil, dado que la competencia es cada vez más global. "Desde la OET intentaremos apoyar a las empresas turísticas y destinos españoles para que, si vienen a las ferias o workshops, se peleen su cuota".
 
Natalie Tours, optimista

A pesar de los vientos de recesión económica que recorren la Federación Rusa, el tour operador líder para España, Natalie Tours, confía repetir en 2009 los mismos resultados logrados en 2008.
 
"De momento no hemos registrado caídas en la temporada de invierno y nuestro objetivo es conservar el número de clientes rusos que vinieron el año pasado a España. Estamos hablando de 150.000 turistas, que proceden de diferentes partes de Rusia", explica Joan Pascual, director de NT Incoming, la empresa de receptivo de Natalie Tours para España.
 
Según apunta Pascual, el perfil del turista ruso que viaja a España varía bastante en función de los destinos. En Tenerife, por ejemplo, se trata de un segmento medio-alto y alto, que se aloja en hoteles de lujo de la zona de Adeje.
 
En Catalunya el perfil suele ser público familiar o bien parejas de mediana edad. En Ibiza son principalmente jóvenes. En Mallorca, parejas y familias. Y en Andalucía, principalmente parejas.
 
Y a pesar de que la evolución de la economía rusa siembre incertidumbre, Joan Pascual sostiene que el turismo ruso presenta unas particularidades respecto a otros mercados emisores europeos más maduros.
 
"La crisis ha llegado a la Federación Rusa igual que existe en toda Europa. Pero ellos vienen de unos momentos no tan dulces y tienen muy vivo el recuerdo de la época comunista, con sus estrecheces", comenta este directivo.
 
De ahí que el turista ruso -que pertenece a un segmento de la población que se ve menos afectado por la crisis- se tome muy en serio sus vacaciones. "Y consideran que el dinero que llevan es para gastárselo. No tiran de tarjeta, la gran mayoría van con metálico. Y este concepto no variará", apunta Joan Pascual.

De todos modos, Natalie Tours considera que las comunidades autónomas deberían reforzar su promoción en Rusia.
 
SERHS, a la expectativa

Otra empresa que sigue confiando en el potencial del mercado emisor ruso es el grupo de receptivo SERHS. El año pasado, esta compañía y Natalie Tours rompieron una alianza comercial que duraba 15 años.
 
Pero el grupo catalán reaccionó rápido y firmó en septiembre un nuevo contrato con Tez Tours, uno de los principales turoperadores de Rusia.
 
"Es cierto que la evolución de la economía rusa es preocupante, pero no creemos que el mercado emisor ruso sea uno de los más perjudicados por la crisis global. Otros países como Reino Unido lo acusarán mucho más", dice Ramón Bagó, presidente del grupo SERHS.
 
Sin duda la feria MITT de Moscú, que se celebra del 18 al 21 de marzo, será una buena oportunidad para que los profesionales turísticos españoles tomen el pulso al mercado emisor ruso.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.