El paisaje rural, un valor añadido para los destinos que se desvanece

La belleza de los paisajes y lo que significan para el viajero supone un valor añadido para los destinos, tanto del interior como del litoral. Pero este mosaico formado por campos, caseríos, paredes de piedra seca, bancales, pastos, etc, se está perdiendo en numerosos puntos de España.

El paisaje rural es un auténtico gancho turístico en varias regiones de Francia, Reino Unido o Italia.

Por ejemplo, la belleza de los paisajes (46,8%), la riqueza cultural (30,7%) y la gastronomía (24,7%) son los tres principales motivos de los turistas españoles para viajar a Francia, según un estudio realizado por Maison de la France.

La situación en España varía bastante en función de cada comunidad autónoma e incluso por comarcas, pero en general nuestro país no ha sabido mejorar ni poner en valor este recurso, según apuntan los expertos.
 
Además, el paisaje no solo es apreciado por los viajeros que se dirigen a los destinos de interior, sino también por los turistas que frecuentan las localidades del litoral. Por ejemplo, recientes encuestas de satisfacción llevadas a cabo en Balears reflejan un mayor descontento del visitante debido a la degradación del paisaje.
 
Un valor añadido
 
Según apunta Joan Nogué, catedrático de Geografía Humana y director del Observatori del Paisatge de Catalunya, un paisaje rural bien cuidado tiene un "enorme valor añadido" para un destino turístico. "Los paisajes bien tratados generan ingentes recursos económicos; los degradados han perdido el futuro”.
 
Pero a pesar de todo, el paisaje rural se pierde por diversas razones. La primera, por el abandono de la actividad agraria, sobre todo en aquellos espacios donde la productividad es difícil de mantener.
 
Cuando esto ocurre, los espacios son invadidos por hierbas y matojos, lo que además implica un serio riesgo de incendios forestales.
 
Según expone José Alba, profesor titular de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo, experto en desarrollo sostenible y valoración económica de espacios naturales, “algunos grupos con una perspectiva estrictamente verde pueden decir 'pues nada, ese territorio abandonado se naturaliza'. Pero no es eso, un equilibrio que se ha logrado después de siglos y siglos de presencia humana, en el momento en que retiras la gente de golpe, no quiere decir que revierta en lo que era originalmente".
 
Además, también se pierden paisajes agrícolas debido a la expansión de las áreas urbanas y la especulación.
 
Ayudas al paisaje
 
Lo cierto es que los paisajes agrícolas que han llegado hasta nuestros días están siendo mantenidos por una población minoritaria, en retroceso. De ahí que los expertos pidan algún tipo de ayudas.
 
Por ejemplo, en Suiza y en algunas áreas de montaña de Francia e Italia se ha establecido un "contrato global de explotación". En este acuerdo entre el agricultor y la Administración se establecen una serie de condiciones, algunas de las cuales tienen que ver con buenas prácticas para la conservación del paisaje.
 
Catálogos y ayudas
 
Cabe apuntar que en Cataluña ya se han elaborado los "catálogos del paisaje", que señalan unos objetivos de calidad paisajística y unas acciones concretas.
 
En definitiva, sostiene Joan Nogué, "degradar el paisaje representa un suicidio para el sector turístico. Está clarísimo que, al menos en nuestro contexto europeo, aquellos territorios que dejen perder su paisaje tienen los días contados como espacios turísticos de calidad”.
 
Y según apunta el economista José Alba, aunque las ayudas directas a la agricultura en la UE acaben desapareciendo, en el futuro habrá otro tipo de subvenciones, vinculadas a la protección del paisaje rural.
 
Cooperación entre sectores
 
Según sostiene este economista, “las empresas turísticas que estén pensando en abrir nuevos negocios en el medio rural, buscando un paisaje que seduzca a sus potenciales clientes, lo primero que tienen que tener en cuenta es la cooperación con la población local”.
 
“¿Por qué? El turista quiere la autenticidad, no un paisaje de plástico. Sería muy importante tratar de implicar a la población local en la conservación y aprovechamiento del paisaje", concluye.
 
La versión completa de este reportaje podrá leerse en la revista HOSTELTUR correspondiente al número de julio.

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)
 
bilbao_002_400 px.jpgbilbao_002_400 px.jpg

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Arturo Crosby Forum Natura27/05/2009 9:05:00

Aunque pueden leer mi ultimo post sobre turismo y espacios naturales protegidos, en hosteltur, despues de leer esta informacion, queria hacer un comentario, ya que este tema ha sido muy estudiado desde hace años. concretamente recuerdo en la Universidad Autonoma de Madrid, el catedratico Gonzalez Bernaldez, lideraba un equipo de trabajo, sobre percepcion del paisaje, demostrando la relacion directa entre las personas y el paisaje.. Yo mismo, siempre he relacionado turismo, paisaje y estetica ambiental, factores clave para que el turismo tenga ese valor añadido. Y es un hecho, que el turismo ha valido, para valorar un area rural y natural, porque es la actividad humana, que por ahora le otorga un valor economico (aunque sea de manera indirecta), ya que, su produccion, se basa en ese entorno. Muy posiblemente en un plazo corto de tiempo, estos "paisajes" se comercializaran, como enclaves de satisfaccion emocional o de productores de momentos de felicidad, es decir al fin y al cabo, como turismo de salud.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.