Airbus busca alternativas al estudio de las cajas negras para investigar accidentes

El fabricante europeo Airbus quiere sacar el mayor partido a las posibilidades técnicas que ya existen para la recuperación de datos de vuelo y su transmisión a los centros de tierra. Esto servirá para reforzar los resultados del estudio de las cajas negras en caso de accidente, según ha asegurado el presidente y consejero delegado de la compañía, Tom Enders.

El ejecutivo de Airbus señaló que están “estudiando diferentes opciones para llegar a soluciones comerciales viables”. El responsable de ingeniería del fabricante, Patrick Gavin, y el responsable de servicios al cliente, Charles Champion, serán los encargados del estudio que deberá solventar posibles problemas en la tecnología y sobre protección de datos y privacidad.

Primer informe del accidente de Air France

El análisis realizado a los restos del avión de Air France que se precipitó al Atlántico el pasado 1 de junio indica que "no se destruyó en pleno vuelo" y al parecer "chocó con la superficie del agua en línea de vuelo con una fuerte aceleración vertical", según el primer informe preliminar presentado este jueves por la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA, según sus siglas en francés).

De momento se han recuperado 51 cuerpos, todos ellos trasladados a Brasil y más de 600 restos del aparato, en concreto 640 que proceden de diferentes zonas del avión, desde la punta hasta la parte trasera, entre ellos partes de la estructura, la cola, un resto de motor, del interior de la cabina, puertas del baño, del portaequipajes y trozos de asientos, entre otros. Las cajas negras del aparato se seguirán buscando hasta el próximo 10 de julio. Las balizas sólo emiten durante 30 días pero se prolongará su búsqueda para intentar encontrarlas de todos modos.

Los pitots contribuyeron, pero no son la causa

El análisis de los mensajes Acars (Aircraft Communications Adressing and Reporting System) del avión siniestrado indican una "incoherencia en la velocidad medida" por los sensores. En este sentido, el responsable de la investigación, Alain Bouillard destacó que estos sensores, llamados 'pitots' son "un elemento pero no es la causa" del accidente del avión.

"Son el primer eslabón de la cadena anemométrica y sospechosos de estar en el origen de esta incoherencia en la velocidad, pero hoy es uno de los de los factores, no el único", dijo el investigador. Air France ha tenido en total nueve incidentes con los pitot, entre mayo de 2008 y marzo de 2009, ocho de ellos en aviones de larga distancia A340 y uno en un A330.

Un fallo de los sensores implica que el piloto automático se desconecta, se pierde la dirección de vuelo, los cálculos característicos de velocidad no se ven reflejados en el panel de mandos y el gobierno de la nave se ve limitado. Sin embargo "no quiere decir que el avión no pueda pilotarse, sino que se vuelve al pilotaje manual clásico".

El informe presentado cuando se cumple un mes del accidente revela que a lo largo del vuelo se recibieron un total de 26 mensajes procedentes del aparato siniestrado, los dos primeros poco después del despegue hablaban de un problema en los baños, y otros 24 se emitieron entre las 2.10 horas y 2.15 horas.  El último contacto se produjo a 1.35 horas, y entre las 8.00 y las 8.30 el centro de control regional de Madrid y de Brest desatan la fase de alerta al no tener noticias del avión. A las 12.14 un avión despegó de Dakar hacia Cabo Verde para salir en busca del Airbus de Air France.

Una mala racha para los Airbus

Por otro lado, las autoridades estadounidenses están investigando, como informó HOSTELTUR dos incidentes recientes a bordo de aviones A330, ocurridos durante un vuelo de Northwest Airlines el pasado 23 de junio, y otro de la compañía brasileña TAM del 21 de mayo, ante la posibilidad de que tengan relación con el accidente del AF447 de Air France.

En ambos casos, el Comité de Seguridad en el Transporte (NTSB) está comprobando las grabaciones, los datos sobre el mantenimiento y los informes remitidos por las tripulaciones de Northwest Airlines y TAM, ante la recepción de datos erróneos en los sensores de velocidad. Los dos aparatos aterrizaron en sus respectivos destinos utilizando para ello los instrumentos de reserva.

En el caso del A310 de la aerolínea Yemenia Airways que se precipitó en el Índico con 153 pasajeros a bordo y cuya única superviviente fue la joven de 14 años Bahia Bakari, una de las cajas negras ha sido localizada. De acuerdo con la convención internacional de la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI), Airbus ha dispuesto un equipo de expertos y está colaborando con la Oficina de Investigaciones y Análisis francesa (BEA, según sus siglas en francés), en las pesquisas de este último accidente.

El Gobierno francés ha advertido a Yemenia de que la incluirá en la lista negra si no soluciona sus problemas de seguridad, mientras, como informa también hoy este diario que la compañía ha suspendido vuelos a Marsella de manera "indeterminada" como medida preventiva ante las protestas registradas.

Ángeles Vargas (transportes@hosteltur.com
airbus_330 dentro.jpgairbus_330 dentro.jpg

airbus a 330 destacada.jpgairbus a 330 destacada.jpg

airbus a 330 destacada.jpgairbus a 330 destacada.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.