Diario 5354 21.08.2018 | 05:55
Hosteltur: Noticias de turismo

La ola que todo lo ve

26 noviembre, 2009
Supongo que a estas alturas de la película todos ustedes ya habrán oído hablar de Google Wave, la nueva aplicación de Google que tanta promoción previa ha tenido con su expectación correspondiente. La verdad es que los chicos de Google saben crear ansiedad.
Esa ansiedad creada está siendo, sin embargo, desigualmente satisfecha. Como por otro lado ocurre con este tipo de herramientas en fase beta, las iniciales previsiones y expectativas no se suelen cubrir, en unas ocasiones por las irreales promesas de los creadores sobre la herramienta, y en otras por la propia imaginación de los usuarios, que nos lanzamos a esperar funcionalidades que para nada son reales.

¿Pero qué es Google Wave? Básicamente un sistema de mensajería a tiempo real y multicanal flexible. Dicho así parece algo muy parecido a Twitter, y en realidad lo es, pero con una mayor capacidad de segmentación de la conversación y de integración de archivos. Esto hace que se puedan generar entornos de trabajo colaborativos como no se pueden crear en Twitter. Lo que hace Wave es permitir mantener conversaciones sincrónicas con uno o muchos interlocutores, manteniendo un cierto control sobre el medio y, como decimos, introducir archivos multimedia.

Lo que suele pasar en este tipo de herramientas es que no suelen ser muy claras en cuanto al hilo temporal del discurso. La presencia online de muchos usuarios puede desvirtuar los entornos de trabajo si no se lleva un control muy estricto del discurso, porque se pueden abrir demasiados hilos perjudicando la funcionalidad y la productividad.

Es muy posible que se genere un movimiento parecido al de Twitter, que los propios usuarios encuentren funcionalidades a las que en principio no parece estar pensada Wave, pero no se podrá generar la nube de aplicaciones que se ha generado en torno a Twitter por el control que de sus aplicaciones tiene Google, a pesar de que hablan de utilizar una estrategia open source.

La capacidad de mantener conversaciones privadas en tiempo real con grupos de clientes es una opción cierta, lo que puede permitir una segmentación radical del mensaje, con un aporte de valor más serio. Además puede ofrecer a los clientes la posibilidad de mantener constantemente un canal de comunicación directo con la empresa.

Algunos sectores ya han encontrado una valor claro en la aplicación, aunque otros, como el turístico, necesitan darle alguna vuelta a la aplicación para que muestre todas sus potencialidades. De todos modos parece que muestra sobre todo una visibilidad segmentada y una gran capacidad de interacción, en definitiva, es lo más parecido a una conversación offline, con lo que se puede decir que es una herramienta puramente socialmedia.

Conviene seguir la pista de Google Wave para ver cómo evoluciona y ver si puede legar a cumplir las expectativas. De momento está en el camino, pero sólo en el camino.

Juan Sobejano (juan.sobejano@hosteltur.com)



Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.