Diario 5452 12.12.2018 | 17:09
Hosteltur: Noticias de turismo

British focaliza con Iberia su plan de expansión a través de Madrid ante el congestionamiento de Heatrow

15 abril, 2010
Tras la fusión, British Airways utilizará Madrid Barajas como hub de expansión viendo en el aeropuerto español la posibilidad real e inmediata de materializar sus oportunidades de crecimiento, bloqueadas en el londinense de Heathrow, el más transitado y congestionado de Europa y con un indefinido proyecto de aumentar su capacidad. La construcción de una tercerea pista aún está discusión, decisión que quedará para un próximo Gobierno.
Por lo pronto, el presidente ejecutivo de British Airways, Willie Walsh, anuncia en Londres que la fusión entre Iberia y British Airways (BA) permitirá ampliar las rutas entre España y África y reforzará las conexiones que operan en la actualidad con un mayor número de frecuencias, durante una videoconferencia con la prensa keniana. En concreto, BA proyecta aumentar su volumen de negocio en África en un 10% en los próximos años por los buenos datos macroeconómicos de la región.

Walsh destacó la recuperación de las economías africanas tras la crisis, equiparándola con el impulso que han cobrado las economías asiáticas y latinoamericanas. "Estamos viendo indicadores muy positivos, aunque inconexos, pero esperamos que la industria vuelva a la senda del crecimiento estable en 2011", afirmó.

Según explicó, la unión entre ambas aerolíneas es "una oportunidad para incorporar nuevos accesos desde España al continente africano y Kenia será uno de los destinos que se beneficiará de este proceso". Uno de los objetivos de la expansión es el incremento de las rutas a África operadas desde el aeropuerto de Madrid-Barajas, lo que además "beneficiará al turismo, un sector clave en la región".
 
Walsh destacó que la recepción de nuevos Boeing 787 les permitirá emplear "excelentes aviones para el mercado africano", incrementando las frecuencias existentes en sus conexiones actuales y creando otras nuevas.

Expasión vía Barajas

El acuerdo de fusión ha revivido en la aerolínea británica sus viejas ambiciones de marca global de líneas aéreas, algo que las restricciones de Heathrow han limitado, y ya ha mirado las posibilidades de expansión en el aeropuerto de Madrid Barajas. Según portavoces de BA, se sigue trabajando en un plan de negocios.

"Nuestras redes son complementarias, Iberia es muy fuerte en América Latina y somos muy fuertes en América del Norte y Asia, sin mencionar las posibilidades hacia África, y Barajas tiene cuatro pistas y capacidad adicional en comparación con el de Heathrow".

El acuerdo permitirá a las socias compartir las frecuencias en algunas rutas. United Airlines ya tiene un acuerdo similar con Aer Lingus en la ruta Madrid-Washington.

Para algunos analistas, la fusión tiene dos obstáculos potenciales a vencer, aunque tampoco son vistos como grandes impedimentos. El acuerdo debe ser aprobado por la Unión Europea, pero el Ejecutivo comunitario ya dio luz verde hace variso años a la fusión de Air France y KLM y más recientemente a la ola de adquisiciones de Lufthansa.

Otro punto a su favor es que Iberia y British Airways han puesto en marcha una iniciativa empresarial conjunta en la ruta Londres-Madrid durante los últimos siete años, lo que les ha permitido coordinar horarios y reparto de beneficios; por lo que las compañías no anticipan importantes dificultades en materia de regulación.

El segundo obstáculo es que Iberia tiene derecho a retirarse del acuerdo por el asunto aún pendiente del déficit del plan de pensiones de BA que asciende a 3.700 millones de libras esterlinas (poco más de 4.200 millones de euros), aún sin resolverse definitivamente. Sin embargo, BA no duda de estar en camino de ello.
 
Una vez cerrada la fusión a finales de este año, el grupo integrado por BA/Iberia tendrá 408 aeronaves que transportarán a cerca de 60 millones de pasajeros a 200 destinos y se colocará como tercero de Europa, por detrás de Lufthansa y de Air France/KLM, y quinto del mundo, incluyendo a las estadounidenses Delta Air Lines y American Airlines. 

No obstante, aún hay una interrogante en cuanto al empleo. BA se mantendrá en su sede Waterside, aunque la Junta de International Airlines deliberará en Madrid. BA estima que el ahorro de 400 millones de euros al año se alcanzará en el quinto año de la fusión, pero aún no ha especificado el impacto en el personal. Hasta ahora sólo han comentado en el lado británico que la fusión "significa una buena noticia para nuestros empleados", mientras en el español han descartado que se produzcan despidos necesariamente.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
http://twitter.com/dianaramonv
http://twitter.com/hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.