Diario 5328 21.07.2018 | 03:42
Hosteltur: Noticias de turismo

Irlanda y Reino Unido crean corredores aéreos para evitar las restricciones

19 mayo, 2010
La cancelación de unos 1.000 vuelos el lunes y más de 100.000 pasajeros perjudicados a consecuencia de las restricciones del tráfico aéreo impuestas por las cenizas volcánicas volvió a generar cuestionamientos, protestas y fuertes críticas desde la industria aérea que han dado lugar a nuevas medidas ante próximas crisis.
Las autoridades aéreas de Irlanda y el Reino Unido acordaron la creación de nuevas zonas de vuelo que permitan a los aviones operar a pesar de la presencia de la nube de cenizas del volcán irlandés. La nueva "Zona de Tiempo Limitado" entró ayer en funcionamiento desde las 11:00 GMT en el espacio aéreo de ambos países y permite a las aerolíneas atravesar áreas de "densidad de ceniza media", según ha explicado la Autoridad de Aviación Irlandesa (IAA).

La medida ha sido tomada después de estudiar la información facilitada por los análisis de los motores de los aviones en funcionamiento desde que comenzó la erupción del Eyjafjallajökull el pasado abril.

La IAA añadió que esta decisión, que se adoptará después en toda Europa, ayudará a reducir las restricciones en el espacio aéreo irlandés y británico en los próximos meses, dado que las previsiones apuntan a que el volcán continuará activo durante todo el verano.

Unos 1.000 vuelos fueron cancelados este lunes en el norte de Europa por las cenizas volcánicas, siendo uno de los más afectados el aeropuerto de Dublín, que se vio obligado a suspender 200 vuelos y trastocó así los planes de viaje de unos 20.000.

Exigen eficiencia en la gestión de crisis

La Asociación de Trasporte Aéreo Intercaional (IATA) nuevamente ha vuelto a la carga en sus críticas a la forma como las autoridades europeas están gestionando las incidencias creadas en el espacio aéreo europeo por las cenizas volcánicas. La organización que agrupa a 230 aerolíneas que movilizan el 93% del tráfico aéreo internacional regular pide el desarrollo urgente de nuevos procedimientos de análisis de la presencia de ceniza en el aire para evitar "cierres innecesarios" del espacio aéreo, según indicó en un comunicado.

El consejero delegado del organismo, Giovanni Bisignani, aseguró que aunque la seguridad "es siempre la primera prioridad" hace falta "tomar decisiones basadas en hechos, y no en modelos teóricos no corroborados", en referencia a los datos proporcionados por el Centro de Vigilancia de Volcanes (VAAC), un método que motivó el martes la cancelación de unos 1.000 vuelos en toda Europa.

A pesar de reconocer las "mejoras operativas" que el VAAC ha introducido en su modelo de análisis, Bisignani subrayó que el organismo londinense continúa "proporcionando información unidimensional para un problema tetradimensional" con las "exitosas excepciones" -"un ejemplo a seguir"- de los datos empíricos recogidos por Francia o la Aviación Civil británica para apoyar sus decisiones sobre la apertura o el cierre de sus espacios aéreos.

En tal sentido, dado que "el problema no va a desaparecer pronto", el jefe de la IATA exigió a los gobiernos que introduzcan con urgencia cambios en el actual proceso de decisión, y que identifiquen y hagan frente a los problemas. "Unos 200.000 vuelos han realizado operaciones por espacio aéreo potencialmente afectado por la ceniza, según el VAAC, y ninguno se ha encontrado con una presencia significativa de la misma. Los números muestran que el sistema actual es imperfecto", aseguró Bisignani.

Por último, consideró que el modo de operar ante la nube de ceniza debería ser similar al de "otros trastornos operativos", en los que son las propias aerolíneas las que toman la decisión de volar o no en función de diversas condiciones atmosféricas, tal y como se hace en Estados Unidos.

HOSTELTUR (transportes@hosteltur.com)
http://twitter.com/hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.