Blanco y Revilla firmarán un protocolo para garantizar la llegada del AVE a Cantabria en 2015

El ministro de Fomento, José Blanco, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, firmarán en la primera quincena de agosto un protocolo para garantizar la llegada del AVE a la Comunidad en el plazo previsto de finales del año 2015, mediante un régimen concesional, lo que evita que la inversión tenga que estar sujeta a los Presupuestos Generales del Estado. El ministro realizó este anuncio tras la reunión mantenida ayer en la sede de Fomento con Revilla y la vicepresidenta cántabra, Dolores Gorostiaga.

Blanco trasladó a los dirigentes autonómicos y a todos los ciudadanos sus disculpas por la “obligación” de suspender el acto de colocación de la primera piedra de la Alta Velocidad a Cantabria, pero celebró la solución encontrada para dar respuesta a este objetivo “irrenunciable” de la Comunidad.
 
Además, anunció que el tráfico ferroviario será mixto, de mercancías y pasajeros, algo que también había provocado “muchas dudas”. “Finalmente se han superado las dificultades y se va a poder hacer con un régimen concesional que permita que las obras se realicen en los plazos previstos y sea compatible con el tráfico de mercancías”, subrayó.
 
El ministro recordó que el Gobierno se vio obligado a realizar ajustes para poder cumplir con el objetivo de reducción del déficit, lo que obligó a “reprogramar” todas las actuaciones en infraestructuras y, con ello, a suspender la licitación para el primer tramo que uniría Madrid y Cantabria por alta velocidad. En este contexto, explicó que el Ministerio ha estudiado diversas fórmulas que permitieran cumplir con el compromiso y reconoció que él mismo se planteó la posibilidad de que el AVE llegase a Cantabria a través de Bilbao, una solución finalmente descartada.
 
El protocolo que se firmará en agosto, seguramente el día 12, fijará los últimos meses de 2015 como la fecha de finalización de las obras y establecerá que la licitación del tramo hasta Reinosa, que deberá hacerse de forma conjunta, se realizará antes de marzo de 2011. Según se adelantó, este tramo tendrá un coste de alrededor de 1.600 millones de euros.
 
El AVE llegará a Santander
 
Blanco apuntó además que se seguirá “avanzando” en “una solución definitiva” para el tramo comprendido entre Reinosa y Santander. En este sentido, Revilla defendió que esta obra se acometerá porque “a nadie se le ocurre” que la Alta Velocidad en Cantabria no llegue hasta la capital.
 
El presidente cántabro reconoció que el anuncio realizado ayer puede ser difícil de creer porque ya se ha repetido en anteriores ocasiones, pero defendió la “novedad” de que se va a poner por escrito.
 
Según sostuvo, a los cántabros les “tocó la sensibilidad” la posibilidad de que la Alta Velocidad pasase por Bilbao. “A Cantabria desde Madrid se llega por donde lo han hecho nuestros tatarabuelos”, insistió. “El problema no es que se pare la obra, eso se podría haber entendido porque Cantabria es una región solidaria que no monta algarabías con problemas como estatus”, agregó.
 
revila.jpgrevila.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.