Mexicana de Aviación reducirá su plantilla en un 50% y su flota en un 70%

La aerolínea Mexicana de Aviación despedirá a la mitad de sus trabajadores y reducirá sus rutas y flota en un 70% a fin de alcanzar la viabilidad financiera que le permita reanudar sus operaciones en diciembre próximo; según anuncian las autoridades y dirigentes sindicales aéreos.

Fuentes sindicales explicaron que esto significa la liquidación de 3.900 trabajadores que representan cerca del 50% del total de los empleos directos que generaba la empresa.

El secretario del Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares (SNTTTASS), Miguel Ángel Yúdico, dijo que se analiza recortar 1.500 empleados de tierra, 900 azafatas y 600 pilotos.

Según los portavoces sindicales, Mexicana operará con 30 aeronaves en 23 rutas, seis nacionales y 17 internacionales, en particular entre México, Estados Unidos y Canadá.

Por su parte, el ministro de Trabajo de México, Javier Lozano, reconoció que no será fácil para la compañía pero "hay voluntad tanto de empresarios, como de los sindicatos de pilotos, sobrecargos y de tierra, para su regreso".

Admitió que el nuevo plan de negocios de Mexicana implica una reducción sustancial del número de aeronaves, rutas y frecuencias de vuelo, y la aplicación de un nuevo modelo de trabajo.

"Sabemos que provocará una sensible pérdida de fuentes de trabajo,pero están alineados los incentivos, los inversionistas, acreedores y sindicatos y espero también que los consumidores estén presentes para poder atender las deudas al mismo tiempo que dar un servicio competitivo", dijo el ministro.

El plan pretende liquidar a los empleados y hacer un nuevo contrato colectivo de trabajo que será vigilado por el Gobierno para garantizar que las condiciones de trabajo cumplan con la ley, así como en las liquidaciones.

Hundida por las deudas

Mexicana de Aviación, antes una de las principales aerolíneas del país y de la región, dejó de operar desde el pasado 28 de agosto, junto con sus dos filiales, MexicanaClick y MexicanaLink, de manera "indefinida" debido a la severa crisis que enfrenta.

Antes de vender la aerolínea, el Grupo Posadas había solicitado solicitó en México y EE UU protección antiquiebra y la reestructuración de su enorme deuda cercana a los 11.000 millones de pesos mexicanos (652 millones de euros) con acreedores en ambos países.

El pasado 7 de septiembre, un juez mexicano declaró a la aerolínea en concurso mercantil, similar a la suspensión de pagos, dejándola en manos de un administrador, Javier Christlieb Morales, quien junto a los actuales dueños y empleados estudian estrategias para superar la crisis para sacar a flote a la compañía.

En tanto, la Cámara de Diputados nombró una comisión para dar seguimiento al proceso de venta y reestructura de Compañía Mexicana de Aviación (CMA) e investigará las causas que llevaron a la quiebra técnica de la línea aérea por presunta "administración fraudulenta".
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.