Diario 5688 15.09.2019 | 22:04
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Piden dinero al Puerto, al Aeropuerto, Autopistas y Renfe

Las "potencias emergentes" de Barcelona deberán pagar la promoción turística

26 octubre, 2010
Las "potencias emergentes" de Barcelona -como el Puerto, el Aeropuerto, Autopistas y Renfe- deberán sufragar parte de los costes de la promoción turística de la ciudad, según un plan diseñado por el Ayuntamiento y los hoteleros de la capital catalana. Esta propuesta llega tras el fracaso de otro plan, el que contemplaba la creación de un impuesto turístico.
Para Jordi William Carnes, primer teniente de alcalde de Barcelona, el boom que ha registrado la ciudad en los últimos diez años ha beneficiado no sólo a los hoteleros sino a una serie de operadores locales o "potencias emergentes" que han visto crecer sus cifras de negocio gracias a la actividad turística.

El presidente de Turisme de Barcelona, el hotelero Joan Gaspart, comparte la misma visión y ayer, durante un debate organizado por el Club de la Prensa Turística, declaró: "No es justo que muchas empresas que se benefician de forma extraordinaria del turismo no contribuyan en absoluto a los costes de promoción".

En este sentido, Gaspart citó al gestor aeroportuario AENA (dado que el 80% de los turistas llegan a Barcelona por vía aérea), al Puerto (debido a que la actividad de cruceros se ha disparado), a las empresas concesionarias de autopistas y a Renfe.

De momento, el Ayuntamiento y los hoteleros han iniciado conversaciones con dichas "potencias emergentes" con el fin de que se integren en el consorcio Turisme de Barcelona, entidad formada al 50% por el consistorio y la Cámara de Comercio.

Es decir, según apunta Jordi William Carnes, se invitará a estas entidades a que tomen asiento en el consejo de Turisme de Barcelona y comiencen así a realizar aportaciones económicas regulares al consorcio.

Presupuesto anual de 35 millones de euros

Turisme de Barcelona cuenta con un presupuesto anual de promoción de 35 millones de euros, pero según reconoce Joan Gaspart "se necesitan más recursos para jugar en la Champions League del turismo".

Es decir, para reforzar la promoción, sobre todo en los mercados lejanos, y competir con más garantías frente a Londres, París, Roma o Madrid.

La idea de involucrar a más instituciones en el esfuerzo común de promoción turística viene a ser el "plan B" tras el fracaso del plan anterior. Esto es, la puesta en marcha de un impuesto turístico vinculado a las pernoctaciones hoteleras, cuya recaudación se hubiera destinado a la promoción.

Como se recordará, el Gremio de Hoteles de Barcelona se opuso de manera tajante a un impuesto turístico cuando la iniciativa fue planteada el pasado mes de julio.

Durante el debate organizado ayer, el presidente del citado gremio, Jordi Clos, apuntó: "Aunque la tasa fuera sólo de un euro por pernoctación, habría tenido un impacto negativo pues otros destinos competidores nos pondrían la coletilla, ante el mercado, de que en Barcelona cobramos un impuesto turístico".

Y hoy en día, añadió Clos, la importancia del factor precio hace que "una habitación deje de venderse en internet cuando pasa de 99 euros a 100 euros".

Recientemente además, el Congreso de los Diputados votó en contra de la posibilidad de crear un impuesto turístico en España.

Por otra parte, Joan Gaspart también apuntó ayer que "los aportes a Spanair no afectan las cuentas de Turismo de Barcelona".

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)
Noticias de Economía y Actualidad Turística en Twitter
Actualidad turismo en Twitter
Avatar redactor Hosteltur Redacción España

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.