Diario 5330 23.07.2018 | 18:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Ve signos de recuperación en Asia

Sol Meliá ampliará su presencia en Indonesia

15 diciembre, 2010
Sol Meliá percibe signos de recuperación económica en Asia, fundamentalmente por el incremento de las exportaciones. No en vano, la compañía prevé inaugurar un nuevo hotel en Indonesia en 2012.
Ya en una entrevista concedida a HOSTELTUR en octubre, el vicepresidente ejecutivo de Marketing de Sol Meliá, Luis del Olmo, apuntó el interés de la compañía por los países asiáticos. En esta ocasión, tras la presentación de la actividad de la cadena en materia de sostenibilidad, fue el director general de la marca Meliá, Daniel Lozano, quien avanzó que el grupo tiene previsto abrir un nuevo establecimiento hotelero en la región indonesia de Surabaya. Contará con cerca de 300 habitaciones y se sumará a los siete que actualmente tiene en el continente. Sol Meliá desembarcó en Asia hace 25 años con la apertura del Meliá Bali y se convirtió en la primera hotelera española con presencia en el continente.
 
Lozano aseguró que en el mercado asiático, en el sudamericano y en el americano, en menor medida, ya se empieza a vislumbrar una cierta recuperación de la actividad hotelera. En Asia, la crisis económica ha incidido menos que en otras regiones del mundo debido al incremento de las exportaciones, la mejora de las infraestructuras y el carácter emergente de muchos de los países, explicó.

Además indicó que los hoteles de la compañía en Bali, en Shangai y en Yakarta son los más rentables de la cadena en Asia y explicó que la división asiática tiene que afrontar importantes dificultades, entre las que señaló las catástrofes naturales, especialmente de carácter sísmico, la inestabilidad política o la carencia de infraestructuras. En este sentido recordó la erupción volcánica que sufrió en septiembre la región de Yogyakarta, en la isla indonesia de Java, que obligó a la compañía a activar los protocolos de actuación necesarios en el hotel Meliá Purosani.
 
Si bien insistió que la presencia en la región, cuya división de negocio aporta cerca del 4% de los ingresos de la compañía y emplea a más de 3.500 personas, se asienta sobre un compromiso de permanencia a largo plazo. Un objetivo que debe ir de la mano de la integración social y cultural, de la apuesta por la sostenibilidad y el respeto del medio ambiente, la innovación y la mano de obra local.

Dentro de la política global de sostenibilidad de la cadena que preside Gabriel Escarrer, el ahorro energético es uno de los pilares y para ello han puesto en marcha el programa Save orientado a reducir las emisiones de C02 adaptando y renovando los equipos electrónicos de los hoteles y sustituyendo las bombillas convencionales por otras de bajo consumo.

Unas pautas que suponen un ahorro anual de 85.000 kilowatios por hotel y para las que la compañía ha desembolsado medio millón de euros a lo largo de este año. Tiene previsto invertir aproximadamente el doble para el próximo año.
 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.