Diario 2226 22.02.2020 | 17:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Tribunal consideró negligencia pero no homicidio

Condenan a 36 años de prisión al capitán del ferry Sewol en Corea del Sur

11 noviembre, 2014

El capitán del buque Sewol, cuyo naufragio dejó 304 muertos en una de las mayores tragedias de la historia de Corea del Sur, fue condenado a 36 años de cárcel.

El Tribunal de Distrito de Gwangju (suroeste del país) declaró a Lee Joon-seok, de 68 años, culpable de homicidio accidental ya que escapó del buque sin atender a la seguridad de los pasajeros durante el naufragio del 16 de abril, en el que murieron 304 personas.

La sentencia ha puesto fin al juicio iniciado en junio contra el capitán -para el que los fiscales habían pedido pena de muerte- y otros 14 tripulantes del Sewol.

Lee Joon-seok fue condenado por negligencia, al abandonar a los pasajeros a bordo del barco. No fue declarado culpable de asesinato, lo que provocó la furia de familiares de las víctimas.

Otros tres miembros de la tripulación fueron sentenciados a 15, 20 y 30 años de prisión.

Condenan a 36 años de prisión al capitán del ferry Sewol en Corea del Sur

El ferry Sewol zozobró y se hundió mientras viajaba de Incheo a la isla de Jeju, con 476 personas a bordo, de las que sólo 172 fueron rescatadas. La mayoría de los muertos -250- eran estudiantes liceales que iban en un viaje organizado.

Lee se disculpó por abandonar a los pasajeros, pero dijo que no sabía que sus acciones llevarían a tantas muertes. Imágenes de la tragedia revelaron que la tripulación no hizo nada por desplegar las balsas de salvamento y, sin embargo, los pasajeros recibieron la indicación de quedarse a bordo.

El jefe de ingenieros del buque fue condenado a 30 años de cárcel, y otros 13 tripulantes recibieron penas de hasta 20 años.

El presidente de la compañía naviera también es investigado, ya que la probable causa de que el barco zozobrara es el exceso de carga. El accidente puso en duda la seguridad de los transportes en Corea del Sur, debido a que la tragedia fue el resultado de un ferry aparentemente sobrecargado, una tripulación inexperta y fallos en las relaciones entre los operadores y los entes reguladores.

Casi siete meses después del naufragio los cuerpos de nueve de las víctimas siguen desaparecidos pero se decidió suspender la búsqueda porque el casco del barco hundido representa una amenaza para los buceadores: de hecho dos han muerto en las operaciones de rescate.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.