Diario 1984 20.03.2019 | 10:43
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Reveillon en Copacabana espera dos millones de asistentes

Fiesta de fin de año en Rio de Janeiro en riesgo por violencia según policías y bomberos

29 diciembre, 2016

Policías y bomberos recomendaron cancelar la tradicional fiesta de fin de año en la playa de Copacabana, en Rio de Janeiro, a la que se espera que acudan dos millones de personas, debido a la posibilidad de que se produzcan protestas "violentas" por "la grave crisis económica y política" que atraviesa el estado. Sin embargo, por otro lado, observadores locales consideran que una cancelación podría generar reclamos mayores debido a la popularidad de la fiesta entre los cariocas y la expectativa de los numerosos vsitantes.

Sombras de disturbios se ciernen sobre una de las celebraciones de Año Nuevo más tradicionales del mundo. Cientos de miles de personas vestidas de blanco acuden cada 31 de diciembre a la playa de Copacabana en Rio de Janeiro para recibir el nuevo año, mientras filas de cruceros y yates se alinean sobre las aguas para disfrutar el exhuberante espectáculo de fuegos artificiales y los shows de artistas populares.

Este año, una carta abierta dirigida a las autoridades estatales y locales de Rio de Janeiro y firmada por Adalberto de Souza, presidente de la Asociación de Oficiales Militares Activos e Inactivos de la Policía Militar y del Cuerpo de Bomberos (Aomai), aconseja cancelar la fiesta.

"Previendo la posibilidad de manifestaciones que por el número de personas involucradas podrían tomar proporciones violentas y perjudiciales para la integridad de los allí presentes, recomienda cancelar los espectáculos artísticos y pirotécnicos en el municipio de Rio de Janeiro", señaló en la misiva De Souza.

Fiesta de fin de año en Rio de Janeiro en riesgo por violencia según policías y bomberos

Entre los argumentos expuestos por la Aomai está "la grave crisis económica política y financiera" en la que vive inmerso el estado de Rio de Janeiro, que en junio pasado, antes del inicio de los Juegos Olímpicos, se declaró en estado de "calamidad financiera" (quiebra).

La asociación aprecia que las "innumerables protestas" que se han venido desarrollando contra la administración estatal por el retraso en el pago de los salarios de los trabajadores públicos, así como por los recortes planteados por el Gobierno, se repetirán durante los festejos del fin de año.

"Principalmente en las playas cariocas, con una dimensión y un alcance incalculables", agregó en la nota, donde también recordó las protestas que tuvieron lugar durante la celebración de la Copa del Mundo de fútbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos de este año.

La ciudad de Rio de Janeiro espera unos dos millones de personas, incluyendo 865.000 turistas, para su Reveillon, como es conocida la tradicional fiesta carioca de despedida del año, aunque este año la crisis ha obligado a la municipalidad a reducir los recursos para el espectáculo.

La velada, que tendrá lugar en la playa de Copacabana durante la noche del último día de 2016 y la madrugada del 1 de enero de 2017, estará amenizada por artistas y espectáculos de diversa índole, como el que presentará la escuela de samba Mangueira, campeona del último Carnaval de Río de Janeiro, así como Elba Ramalho y Alceu Valenca. 

Sin embargo, este año, la falta de patrocinadores provocada por la grave recesión en la que está inmersa Brasil, que completará dos años de crecimiento negativo, obligó a la Alcaldía a reducir a solo 12 minutos su espectáculo de fuegos, respecto a los 16 del año pasado o los cerca de 20 de otras épocas, entre otros recortes. EFE

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.