Diario 2157 19.11.2019 | 02:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Elecciones 2019

Argentina cerró el grifo de dólares y evitó una nueva devaluación

El Banco Central argentino profundizó el “cepo” y sorteó una anunciada corrida cambiaria, pero reavivó el “dólar blue” 28 octubre, 2019
  • El Banco Central argentino limitó todavía más la compra de dólares para ciudadanos y, como consecuencia, reavivó el llamado "dólar blue"
  • Las restricciones no afectan a las transferencias de las operadoras emisivas, ni los gastos con tarjetas de los argentinos en el exterior
  • El viernes, el BCRA autorizó a las receptivas a trazar un neto entre las divisas que reciben y las que necesitan para pagar a proveedores

Tras las elecciones presidenciales, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció un nuevo límite a la compra de dólares de sus ciudadanos, para evitar una corrida cambiaria post-electoral. Aunque el lunes los mercados lograron ser domados y el dólar se mantuvo estable, también se habilitó -como efecto colateral- el regreso del llamado “dólar blue” o “paralelo”.

Apenas tres horas después de que se conocieran los primeros datos oficiales de los comicios electorales argentinos de este domingo, el directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) emitió un comunicado con el que restringió aún más la compra de dólares para sus ciudadanos. A partir de este lunes, las personas físicas solo pueden adquirir US$ 200 a través de sus cuentas bancarias y US$ 100 en efectivo.

La norma, vale aclararlo, no impacta en las empresas que requieran divisas para el pago de bienes y servicios en el exterior, como es el caso de los operadores emisivos, ni tampoco en los gastos que los turistas argentinos realicen fuera del país con tarjetas de crédito o débito. Sin embargo, los pasajeros no podrán extraer dinero con tarjetas de crédito, pero sí podrán hacerlo con las de débito de cuentas en dólares.

Con esta medida, el BCRA consiguió, aunque sea temporalmente, calmar a los mercados por reducción de operaciones y no por confianza. Para dimensionar el cierre del grifo de divisas, alcanza con señalar que hasta el viernes el límite era de US$ 10.000 mensuales. Al momento de esta publicación, el dólar cotizaba a AR$ 63,94, es decir, más de un peso a la baja en relación al cierre bursátil del viernes pasado.

Aunque el reforzado “cepo” implementado por el Banco Central parece haber dado buen resultado como herramienta de control, lo cierto es que terminó de consolidar el regreso del llamado “dólar blue”, o “dólar paralelo”, en definitiva, dólar informal que se vende en la calle o en las famosas “cuevas”, como se conoce a las financieras ilegales.

El BCRA limitó la compra de dólares para personas físicas en Argentina

El “dólar blue” se hizo famoso a partir de 2013, cuando el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner dispuso un sistema de control de cambio que fue volviéndose cada vez más estricto, volviendo cada vez más ancha la brecha entre la cotización oficial y la parelela. Al terminar su mandato, en diciembre de 2015, el oficial era de poco más de AR$ 9 y el “blue”, de más de AR$ 15.

Este lunes, el dólar oficial cerró a esos AR$ 63,93, mientras que el paralelo terminó en AR$ 73.

Reconocidos economistas argentinos criticaron duramente esta medida durante la mañana del lunes, ya que la otra opción que se presentaba en la misma dirección era el establecimiento de un “dólar financiero”, más caro pero legal.

Aire para el receptivo

Sin que trascendiera demasiado, el viernes pasado el BCRA tomó una resolución que le da algo de oxígeno al receptivo, que venía padeciendo una fuerte pérdida de rentabilidad a partir del primer control de cambio impuesto por el actual Gobierno. La entidad había dispuesto la liquidación casi inmediata y automática de las divisas obtenidas por la exportación de bienes y servicios. Esto significa que las agencias receptivas recibían dólares que estaban obligadas a vender en el mercado local. Como estas, a su vez, debían efectuar pagos a sus prestadores locales también en dólares, debían recomprarlos, perdiendo al menos un 8% de su facturación en un pase de manos monetario.

Tal como lo había anticipado HOSTELTUR en exclusiva, la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) le envió una carta al BCRA y mantuvo una reunión con sus autoridades durante los primeros días de octubre. Y, al parecer, la acción dio resultado.

(Ver: Agencias de Argentina iniciarán un reclamo ante el Banco Central)

El viernes pasado, la Comunicación A-6814 de la entidad bancaria autorizó a exportadores como las agencias receptivas a “netear” sus divisas, es decir, trazar un neto entre los dólares que reciben y los que necesitan transferir para su actividad. Pero los dólares restante sí deben liquidarlos en la plaza local.

En la FAEVYT se esperaba que esta medida pueda se “borrada de un plumazo” este lunes, luego de las elecciones, si es que el mercado no podía ser contenido. Pero eso no sucedió, y hoy la norma sigue vigente. Al menos hasta nuevo aviso.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.