Diario 2223 18.02.2020 | 16:20
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Asunción presidencial

Argentina: qué esperar de las primeras medidas de Alberto Fernández

La recomposición del salario de los sectores más vulnerables y la reconstrucción de la golpeada economía serán la prioridad 11 diciembre, 2019
  • Alberto Fernández asumió la presidencia de una Argentina en crisis, y dejó en claro que la prioridad será atender la emergencia social
  • La búsqueda de mayor recaudación a través de exportaciones entre las prioridades de Argentina, aunque el turismo no fue mencionado
  • Más allá de no haber hablado de turismo en todo su discurso, Fernández le tomó juramento a Matías Lammens al frente de Turismo y Deportes

Alberto Fernández asumió la presidencia de Argentina en un duro contexto de crisis económica. Durante su discurso, el nuevo mandatario aseguró que en las primeras medidas de su gestión apuntarán a recomponer los ingresos de los sectores más vulnerables de la sociedad, como el 10% de trabajadores desocupados y los jubilados; a renegociar los pagos de deudas; y a recomponer la golpeada estructura productiva. Turismo, aunque ya tiene nuevo ministro, no se encuentra entre esas prioridades.

Pasado el mediodía del martes 10 de diciembre, en el Congreso Nacional de la Argentina, Alberto Fernández asumió la presidencia del país, acompañado por Cristina Fernández de Kirchner como vicepresidenta. Luego de prestar juramento, fue investido con la banda presidencial y el bastón, y dirigió, como es habitual, su discurso ante la Asamblea Legislativa, en el que todos los nuevos mandatarios trazan los que serán sus principales ejes de gestión, sus metas y también, por qué no, su estilo de Gobierno.

El contexto de la Argentina claramente no es el mejor y Fernández se encargó de brindar un panorama de la situación del país que le toca gobernar desde ese momento, bajo el concepto político de que encuentra “tierra arrasada”.

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner

“Desde 1991 la Argentina no tenía una inflación superior al 50%. La desocupación es la más alta desde 2006. El dólar pasó de AR$ 9 a AR$ 63 en solo cuatro años. La Argentina no para de achicar su economía. El PBI de 2019 es el más bajo de la última década”, dijo Fernández.

La pobreza actual está en los valores más altos desde 2008", dijo el presidente, "retrocedimos más de diez años en la lucha por reducir la pobreza. El PBI per cápita es el más bajo desde 2009. La deuda externa en relación al PBI está en su peor momento desde el año 2004. La indigencia actual está en los valores más altos desde 2008”.

Mauricio Macri le da a Fernández el bastón presidencial y le hereda una difícil situación económica

Y es que, según su visión, las políticas de su sucesor, Mauricio Macri, han destruido la matriz productiva del país. “El nivel de producción industrial hoy es equivalente al del año 2006: retrocedimos 13 años. El empleo industrial registrado tiene el nivel de 2009. La cantidad de empresas es equivalente al nivel registrado en 2007: retrocedimos 12 años. Se cerraron 20.000 empresas en 4 años. De ellas, 4.229 eran empresas industriales. El PBI industrial cayó un 12,9 %, comparando el primer semestre de 2019 contra el mismo período de 2015. Asimismo, 23 de las 24 ramas de la industria bajaron su nivel de actividad en 2018 respecto de 2015. En estos 4 años se perdieron en la industria más de 141.000 empleos registrados del sector privado. En términos interanuales, el empleo industrial registrado lleva 42 meses consecutivos de destrucción. Detrás de estos terroríficos números, hay seres humanos con expectativas diezmadas”.

Estas -lo dejó en claro el flamante presidente- serán las prioridades de sus primeros pasos en la administración del país.

El flamante presidente, Alberto Fernández, leyó su discurso ante la Asamblea Legislativa

Desde luego, para ello deberá efectuar un nada fácil acuerdo con el FMI y los acreedores privados, ya que, según Fernández, Macri deja un país sumamente endeudado y “prácticamente en default”. Por eso aseguró que la Argentina “tiene voluntad de pagar, pero no tiene cómo hacerlo”, y advirtió que para poder pagar los compromisos “primero el país tiene que crecer”.

¿Cómo resolverá o al menos buscará resolver todos esos problemas? Durante su discurso brindó algunas pistas: un plan contra el hambre, tope de precios a los bienes de consumo masivo, créditos no bancarios a tasas bajas para las economías familiares, incentivo al empleo formal, impuestos a sectores beneficiados hasta el momento, eliminación de gastos secretos del Estado (por ejemplo, para los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad), uso eficiente de la matriz energética y una mayor recaudación en dólares a partir de exportaciones y de la esperada explotación del yacimiento de Vaca Muerta.

El rol del turismo

Alberto Fernández no había mencionado al turismo en toda su campaña, y tampoco lo hizo durante su discurso ante la Asamblea Legislativa, ni en su rol de industria exportadora y generadora de divisas, ni como generadora de inclusión y desarrollo económico dentro del territorio.

¿No le importa al nuevo presidente la actividad turística? La realidad es que más allá de sus discursos, desde este martes Turismo volvió a tener un ministerio, aunque compartido con Deportes, y eso debe leerse como una señal de que sí es tenido en cuenta, aseguran. Pero parece haber quedado más que claro en su discurso que el sector no estará entre las prioridades, al menos en sus primeros 100 días de gestión.

Matías Lammens prestando juramento como ministro de Turismo y Deportes

Pocas horas después de la asunción del presidente, juraron sus ministros, y entre ellos lo hizo Matías Lammens, que es quien ya está a cargo de la cartera y este miércoles 11 irá por primera vez como titular a sentarse en su despacho.

El primer acercamiento oficial de Lammens a Turismo se produjo el lunes 9, cuando visitó la sede del organismo en Buenos Aires (la famosa “Suipacha 1111”) y se reunió con el ahora exsecretario, Gustavo Santos, quien le presentó a quien será su equipo más cercano en la etapa inicial, hasta que el nuevo ministro defina su propio equipo.

Pero más allá de que seguramente Lammens desembarque con gente propia, Santos le explicó a su sucesor que en la Sectur “no hay ñoquis” (en Argentina existe la tradición de comer ñoquis los días 29, cuando todavía restan algunos días para cobrar los sueldos, y por eso se les llama así a quienes solo se presentan a fin de mes para cobrar sin trabajar) y que casi todos ellos están en sus puestos desde la gestión anterior y conforman un equipo profesional.

Apenas juró, el nuevo ministerio emitió un comunicado con una breve biografía de Lammens en la que se afirma que “es abogado, egresado en la Universidad de Buenos Aires, empresario pyme y presidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro” y en el que él mismo sostiene: “Vamos a trabajar para impulsar el desarrollo y las oportunidades en todas las regiones del país”.

Matías Lammens junto a Gustavo Santos en la sede de la entonces todavía Sectur

Además, se sostiene que “durante su gestión en San Lorenzo ordenó las finanzas, aumentó la masa societaria y abrió sus puertas a la comunidad del sur de la Ciudad de Buenos Aires a través del trabajo social. También impulsó los deportes federados, profesionalizó el fútbol femenino, se opuso al desembarco de las sociedades anónimas deportivas en el país y recuperó sus tierras en Boedo”. Sin embargo, en esa institución no todos están de acuerdo con esto, y aseguran que el club ha quedado en una situación realmente endeble en el aspecto financiero, además de la polémica por una gran cantidad de cheques rechazados, por una millonaria suma, que el club habría emitido luego de las elecciones primarias.

Seguramente asumirá la presidencia de San Lorenzo su socio político, el popular conductor de TV y empresario Marcelo Tinelli, quien lo llevó primero al frente del club y luego a su candidatura a jefe de Gobierno porteño por el Frente de Todos el pasado 27 de octubre, cuando sufrió una esperada pero abultada derrota ante el oficialismo macrista.

Toda esto tendrá una gran relevancia de ahora en más, porque el Ministerio de Turismo y Deportes tendrá en el fútbol un gran foco de atención y llevará buena parte de las energías. De ahí que se tengan grandes expectativas respecto de la capacidad de gestión de Yanina Martínez, que será su secretaria de Turismo, la cual estaría acompañada por un equipo con mayores conocimientos técnicos sobre la industria.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.