Diario 2230 27.02.2020 | 18:07
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. El 6,2% de la población brasileña tiene algún tipo de discapacidad

Brasil suma otro parque accesible en Minas Gerais

El Parque Estatal Ibitipoca cuenta con las sillas “Juliettis”, adaptadas para turistas con dificultades motrices 11 febrero, 2020
  • El Parque Estatal Ibitipoca, de Minas Gerais, ya cuenta con sillas adaptadas que permiten el acceso a personas con discapacidad de movilidad
  • La iniciativa accesible se suma a las de Socorro, el Bosque da Ciência, el Parque Nacional Chapada dos Guimarães y las Cataratas del Iguazú
  • Según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el 6,2% de la población brasileña tiene algún tipo de discapacidad

El Ministerio de Turismo de Brasil anunció que el Parque Estatal Ibitipoca se sumó a la creciente lista de parques que ofrecen alternativas de visita para aquellos pasajeros que tienen algún tipo de discapacidad. En este caso, el área natural de Minas Gerais ya incluye las llamadas “Juliettis”, sillas adaptadas que permiten a los pasajeros con dificultades de movilidad acceder a numerosos sectores y obtener una mejor experiencia.

El Parque Estatal Ibitipoca, del estado brasileño de Minas Gerais, inauguró las llamadas “Juliettis”, sillas adaptadas que permiten el acceso al lugar a personas con algún tipo de discapacidad motriz. Así lo anunció el Ministerio de Turismo de Brasil, que celebró que se siga ampliando la lista de áreas naturales con distintas propuestas de accesibilidad.

Las sillas adaptadas están disponibles desde el 21 de enero, y ahora las personas con discapacidad pueden disfrutar de los atractivos que ofrece el circuito Janela do Céu, Roteiro das Águas y Pico do Pião.

Las "Juliettis" permiten a los pasajeros con necesidades especiales de movilidad acceder a distintas áreas del Parque Estatal Ibitipoca

Según explicaron, las “Juliettis” son el resultado de una iniciativa propuesta por la ONG "Montanha Para Todos", que está presente en unos 26 destinos en 14 estados del país. Su impulsor, Guilherme Cordeiro, explicó que la idea surgió después de una enfermedad que terminó afectando la movilidad de su esposa. Fue así como observó las dificultades que existen para visitar lugares de difícil acceso.

“Vimos que sucedía mucho y tenemos que difundir esto a otras personas que son como mi esposa o peor, que piensan que no es posible ver la naturaleza".

"Una vez, un chico de 42 años de Curitiba se puso en contacto conmigo y me dijo que toda su vida le dijeron que no podía conocer ese lugar. Ahora, con la silla, podría hacerlo”, aseguró Cordeiro.

Esta famosa “Julietti” es una silla compuesta de una sola rueda, que facilita a estos turistas llegar a entornos de difícil acceso y les brinda la posibilidad de disfrutar de la naturaleza. El equipo es manejado con dos manijas y tiene un asiento con cinturón de seguridad, lo que garantiza la comodidad y seguridad del visitante.

Según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el 6,2% de la población brasileña tiene algún tipo de discapacidad. En ese marco, el Ministerio de Turismo brasileño afirma que la accesibilidad es una preocupación constante, por lo que una de sus acciones al respecto es el Programa de Turismo Accesible, que lleva a cabo “acciones destinadas a promover la inclusión social y el acceso para personas con discapacidad o movilidad reducida en actividades turísticas”.

Las Cataratas del Iguazú son un destino accesible, tanto del lado de Brasil como del de Argentina

En detalle, señalan que en los últimos años se han invertido más de R$ 75 millones (US$ 17,3 millones) en obras de accesibilidad, apoyo para la calificación y capacitación de profesionales para ayudar a los turistas con discapacidades.

“Es gratificante ver iniciativas como estas; nuestro turismo es para todos, y es por eso que continuaremos trabajando en esta idea aún más en nuestra gestión”, sostuvo el titular de la cartera, Marcelo Álvaro Antônio.

La iniciativa en el Parque Estatal Ibitioca se suma a las ya implementadas en Socorro, a 130 kilómetros de San Pablo, considerada una ciudad de las más avanzadas del país en la materia; el Bosque da Ciência, en Manaos, que tiene nuevas visitas autoguiadas para hipoacúsicos; el Parque Nacional Chapada dos Guimarães, en Mato Grosso, con sillas para acceder al mirador de Cachoeira Véu de Noiva; y las Cataratas del Iguazú, que tienen senderos adaptados, ascensores y un teleférico.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.