Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Crisis por coronavirus

Aeropuertos de Quito y Guayaquil reforzaron controles por la nueva cepa

Ecuador quiere evitar el cierre de sus fronteras, pero también un desborde por la “segunda ola” 28 diciembre, 2020 Premium

Tras el anuncio de la detección de una nueva cepa de COVID-19 en el Reino Unido, muchos países han decidido cerrar sus fronteras a pasajeros provenientes de ese país. Ecuador ratificó su decisión de permanecer abierto, pero intensificó los testeos en sus dos principales aeropuertos internacionales, Quito y Guayaquil, para evitar que la “segunda ola” genere los desbordes que provocó la primera.

El Gobierno de Ecuador decidió reforzar las medidas de bioseguridad en los aeropuertos internacionales de Quito y Guayaquil, donde se han tomado en los últimos días más de 400 pruebas de antígenos para detectar la presencia de COVID-19.

Al respecto, el Ministerio de Salud Pública (MSP) precisó que esos exámenes se realizan en el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito y el José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, tras las nuevas disposiciones anunciadas el lunes pasado por las autoridades nacionales, tras conocerse una mutación más contagiosa del SARS-CoV-2 en el Reino Unido, que llevó a que muchos países cerraran fronteras a los pasajeros provenientes de ese país.

Pero Ecuador no tomó ese camino, aunque el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, encargado de gestionar el manejo de la pandemia, resolvió incrementar los controles para los pasajeros provenientes tanto del Reino Unido como de Australia, Sudáfrica y los países de la Unión Europea.

Para ello, explicaron, brigadas del MSP realizan las pruebas y dan seguimiento a los casos detectados. El personal sanitario aplica los hisopados a mayores de 14 años y, de manera prioritaria, a adultos mayores.

De acuerdo a lo informado, en la terminal de Guayaquil todos los casos resultaron negativos hasta la fecha, mientras que en Quito se registraron seis positivos, que se encuentran en Aislamiento Preventivo Obligatorio.

De manera paralela, las autoridades entregan información de forma permanente para evitar las aglomeraciones entre los familiares que acuden a recibir a los pasajeros y les recuerdan en qué consiste la aplicación del Protocolo para Viajeros en las terminales aéreas.

Justamente en este documento se sostiene que aquellos pasajeros procedentes del Reino Unido, Australia, Sudáfrica y la Comunidad Europea deberán presentar el resultado de una prueba RT-PCR negativa, realizada dentro de los 10 días previos al viaje.

Pero, además, se les realiza la prueba de antígeno en los puntos de entradas aéreas y marítimas. De resultar positiva, el pasajero será considerado como caso confirmado y deberá realizar el aislamiento obligatorio por al menos 10 días. En tanto, los viajeros residentes en el país deberán cumplir con su aislamiento en la dirección declarada a su ingreso y los no residentes, en hoteles previamente acordados.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.