Diario 5433 20.11.2018 | 08:36
Hosteltur: Noticias de turismo
APROCTA pide a AESA que investigue

Controladores y pilotos evitaron “males mayores” en los aterrizajes de emergencia de Ryanair

O'Leary asegura que la compañía opera “como todas las aerolíneas europeas” 17 agosto, 2012

La Asociación Profesional de Controladores (APROCTA) ha advertido, en relación con el aterrizaje de emergencia de tres aviones de Ryanair en Valencia, que gracias a la pericia de los pilotos y los controladores nos se produjeros hechos lamentables.

APROCTA denuncia que ni la Administración ni las empresas pueden dejar que “la seguridad del sistema recaiga casi en exclusiva en pilotos y controladores, a los que se somete a situaciones de enorme complicación y tensión”.

Hasta ahora, añaden las mismas fuentes, “la profesionalidad demostrada por ambos colectivos ha ido salvando este tipo de situaciones, pero ya se sabe que el elemento humano puede fallar y por eso el sistema debe evitar que se llegue a ese punto”.

Compañías al límite

La Asociación Profesional de Controladores señala que cada vez son más las compañías aéreas que van al límite y eso está suponiendo un riesgo global para la operación.

Por otro lado, APROCTA entiende que la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) debería analizar también por qué con un aviso de tormenta no se tomaron las medidas para evitar un caos en el aire con un elevadísimo número de desvíos.

Fomento ya está investigando a Ryanair por sus tres aterrizajes forzosos en Valencia y el Sepla ha reclamado que la investigación de Ryanair por volar sin combustible llegue hasta el fondo, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

O’Leary sale al paso

Por su parte el presidente de Ryanair, Michael O'Leary, ha salido al paso de las críticas a su política de ahorro de combustible, que genera dudas sobre la seguridad de la aerolínea, asegurando en una entrevista al diario Financial Times Deutschland que la compañía opera “como todas las aerolíneas europeas” , tras calificar lo ocurrido en Valencia como una situación “excepcional”.

O'Leary afirma que la aerolínea cumplió con “los requisitos de seguridad del fabricante de los aviones Boeing y de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA)” y que cada una de las aeronaves contaba con “suficiente combustible” a bordo, ya que “en el momento del aterrizaje de emergencia todavía tenían para 30 minutos de vuelo”. Para O'Leary una alerta de prioridad por falta de combustible no es una emergencia, sino un aterrizaje prioritario.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.