Un análisis de Esther Mascaró

Baleares y la política turística de micrófonos: el silencio es una gran virtud

Ibiza, jets privados, ecotasa... el sector, expectante ante las ocurrencias de cada día

Análisis/ Podemos, que gobierna con el PSIB-PSOE en el Consell de Ibiza, ha inventado el turismo social más allá de la tercera edad. No es que esté en contra del turismo, es que el modelo "elitista y absurdo" de los ricos llegando en jet privado a la isla le molesta. Quiere turistas, pero pobres, y además denuncia que Aena "da la espalda a los residentes en riesgo de exclusión social". Por otro lado, el Govern quiere implantar una tasa turística en Baleares. Todavía no tiene ni idea de cómo hacerlo, a quién cobrar, quién la recaudará y a qué fines irá destinada, pero es igual: cada día encontramos en los medios nuevas ocurrencias sobre algo tan sensible. ¿Tiene sentido esta política turística de micrófonos? ¿No sería mejor trabajar antes, pensar, llegar a consensos, y luego hacer declaraciones para la ciudadanía?

Hace muy poco, el Consell de Ibiza quería conseguir que la marca turística de la isla se asociara también al turismo familiar y no solo al turismo de ocio nocturno. Está claro que Ibiza tiene un producto bien diferenciado que, al margen de gustos personales, está funcionando económicamente.

Quizá lo del turismo familiar no se haya logrado del todo, pero en cambio, está claro que ha habido un movimiento hacia el ocio de lujo, algo que todos los destinos turísticos del mundo quisieran conseguir. Es evidente que algunas marcas hoteleras de vanguardia, como Palladium Hotel Group, han conseguido en apenas tres años darle un plus a ese producto turístico de ocio nocturno, conviertiendo hoteles de 4 estrellas en hoteles de lujo, invirtiendo en ello mucho dinero y apostando claramente por un turismo de mayor poder adquisitivo (ver: Ibiza contará con tres nuevos hoteles de 5 estrellas y Matutes: “Cuando se normalice la situación en el norte de África sufrirán muchos hoteles”).

Pero a Podemos esto no le gusta. Este partido, que gobierna con el PSOE en el Consell de Ibiza, considera el turismo de lujo como algo "minoritario, elitista, absurdo y clasista", y además, acusa a Aena (gestor aeroportuario) de "dar la espalda al grueso de la ciudadanía y especialmente, al 24% de residentes que se encuentran en riesgo de exclusión social". Este partido no quería que el gestor aeroportuario ampliara la zona de jets privados del aeropuerto de Ibiza para dar cabida a más de las 25 aeronaves actuales. El proyecto responde a las necesidades de una "élite de megarricos", dice Podemos en declaraciones a los medios y esto es claramente "ir en pos de las peores prácticas del neoliberalismo".

Finalmente el aeropuerto de Ibiza ampliará el área reservada a jets privados.Finalmente el aeropuerto de Ibiza ampliará el área reservada a jets privados.

A pesar de la opinión de Podemos, el Consell de Ibiza dio el visto bueno el pasado viernes a la ampliación de la zona de estacionamiento para jets privados del aeropuerto, con el apoyo de la vicepresidenta del Consell, Viviana de Sans, perteneciente a Podemos y sus compañeros de partido. Sorpresa general y alivio.

Conclusión: el Consejo Ciudadano de Podemos podía haberse ahorrado el ridículo internacional con esas ocurrencias sobre el turismo clasista y las críticas a Aena por no ser una ONG (al margen de que sea muy triste que haya un 24% de ibicencos en situación precaria). Pero es muy lamentable que partidos que tienen la responsabilidad de gobernar las instituciones estén tan indocumentados y lleguen a decir tantas barbaridades juntas. Asusta pensar en lo que pueden ser capaces de hacer... porque está claro que les cuesta diferenciar entre la responsabilidad de gobernar y la diversión entusiasta de un debate cualquiera en el aula o en el bar.

El bucle de la tasa turística

Salvando la distancia intelectual e histórica entre Més per Mallorca (antes PSM) y Podemos, y entre algunos dirigentes de este último y el vicepresidente del Govern y conseller de Investigación, Innovación y Turismo, Biel Barceló, me cuesta entender que a este hombre, al que considero inteligente, dialogante, nada radical y muy responsable, le sea tan fácil decir según qué cosas. La tasa turística es un tema muy sensible, todo el mundo lo sabe. Al margen de si uno está de acuerdo con su implantación o no, está claro que nos estamos jugando mucho, y que vale la pena, si se hace, hacerlo con los seis sentidos, con información realista sobre la situación actual y con voluntad real de diálogo y consenso, más allá de los discursos de cara a la galería.

¿Hace falta que cada día alguien del Govern lance informaciones totalmente irreales y como a boleo sobre la tasa turística? ¿Por qué no piensan, trabajan y acuerdan, antes de decir según qué cosas? ¿El alarmismo que está generando el Govern en el sector turístico sirve para algo? Me cuesta entender que salgan día sí, día también, el vicepresidente Barceló (Més per Mallorca) o el portavoz del Govern, Marc Pons (PSIB-PSOE), lanzando globos sonda sobre la tasa turística: que empezará a cobrarse en 2016, que será de entre dos y tres euros (!!) por persona y día, que se cobrará en los aeropuertos si Madrid quiere (cosa imposible), que también la pagarán quienes se alojen fuera de los hoteles (¿y cómo lo van a controlar?), que los residentes también van a pagarla (sorpresa general, los mismos que pagan todo lo demás)... (ver todo lo publicado sobre la tasa turística aquí: https://www.hosteltur.com/tag/tasa-turistica)

En realidad, ¿están seguros de todo lo que dicen? ¿No sería más inteligente callarse hasta que tuvieran, realmente, hechos que comunicar?

Los hoteleros están alarmados, y con razón, ante la que se les viene encima. De momento, todo lo que los responsables políticos han dicho sobre la tasa turística es especulativo, y crece la sensación de que no tienen ni idea del negocio turístico ni del negocio hotelero, de cómo funciona, de cuáles son sus condicionantes, de cuánto cuesta obtener unos ingresos que permitan cubrir gastos y generar algo de beneficio. ¿Conocen, señores del Govern, todas estas cuestiones?

Sinceramente pienso que lo mejor que podría hacer el Govern, y pienso en concreto en los Sres. Barceló y Pons, es sentarse con alguien que les explique de qué va todo esto, qué nos estamos jugando y por qué. Se trata de enseñarles cuatro números, no de hacerles un cursillo de gestión hotelera, pero es fundamental que sepan de lo que están hablando. Porque si conocieran la realidad, si supieran lo que una tasa turística mal diseñada, mal pensada, mal impuesta, podría significar para la economía balear, sinceramente pienso que nunca podrían aprobarla, porque no tengo ninguna duda de que ambos son responsables y quieren lo mejor para los habitantes de las Islas.

Trabajen, hablen, pregunten, no se avergüencen por desconocer todo sobre el negocio turístico y hotelero, aquí hay gente que sabe mucho y les puede ayudar. Pero por favor, cállense ya, no especulen sobre algo tan importante, controlen la verborrea que les surge cuando se hallan delante de un micro y sean responsables.

Que Podemos meta la pata de esta manera podemos asumirlo, porque vienen de donde vienen y seguramente está en su naturaleza ir por el mundo de ocurrencia en ocurrencia, en una "brain storming" asamblearia sin fin. Pero de Més per Mallorca y del PSIB esperamos algo más.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.