Diario 5329 22.07.2018 | 05:31
Hosteltur: Noticias de turismo
El Gobierno en funciones cierra la venta de la aerolínea portuguesa, en medio de controversias políticas

TAP encarga 53 aviones Airbus por 8.560 M $ con su nuevo propietario

16 noviembre, 2015

El Gobierno portugués en funciones aprobó hace dos días una resolución que permite cerrar el acuerdo de venta de la aerolínea TAP, en contra del criterio de los principales grupos de oposición, uno de ellos próximo a ocupar el poder; y los sindicatos portugueses. Mientras, el nuevo propietario de la compañía ha firmado con Airbus un pedido para 53 aviones valorados en 8.560 millones de dólares.

En concreto, el Bloque de Izquierda, el Partido Comunista Portugués (PCP) y los dos principales sindicatos portugueses, CGTP y UGT, han cuestionando la decisión y anuncian acciones para revertir el proceso señalando que el gabinete de Pedro Passos Coelho no tiene poder para medidas de ese calado al estar en funciones.

En consejo de ministros, el Gobierno conservador dio el visto bueno a una modificación del plan de recapitalización de la compañía acordado originalmente con el comprador, el consorcio Gateway, integrado por el brasileño-estadounidense David Neeleman, fundador de la compañía Azul -considerada la tercera más importante de Brasil-, y por el empresario portugués Humberto Pedrosa. Esta autorización servía, en la práctica, para concluir la operación de privatización.

TAP con nuevo propietario encarga 53 aviones Airbus por 8.560 M €TAP con nuevo propietario encarga 53 aviones Airbus por 8.560 M €

El Ejecutivo liderado por el primer ministro Pedro Passos Coelho justificó su decisión por las necesidades de tesorería "urgentes" e "inminentes" de TAP, en palabras de su ministro de Presidencia, Luís Marques Guedes.

La alteración al programa de recapitalización aprobada obligará a los compradores a inyectar en la compañía aérea 150 millones de euros en los próximos días. Inicialmente, el negocio les exigía aportar 269 millones de euros antes del 23 de junio de 2016, una fecha que se mantiene como límite para invertir los 119 millones de euros restantes que quedarán ahora.

Diferentes analistas lusos explicaron que la operación puede ser revertida por los socialistas en caso de que finalmente lleguen al Gobierno, aunque si la primera inyección de capital se ejecuta -tal y como está previsto-, el Estado portugués debería devolver esa cantidad y complicaría aún más el proceso.

El 24 de junio pasado, los nuevos accionistas principales de TAP firmaron con el Gobierno portugués el acuerdo de venta del 61% de la aerolínea, comprometiéndose a relanzar la compañía con nuevos aviones y más rutas.

Tras la firma, Neeleman, fundador de la aerolínea brasileña Azul, se refirió a los planes que el consorcio tiene para TAP, entre los que figuran, además de iniciar un programa de renovación de flota, se proponen un plan de expansión que comienza por los Estados Unidos donde incorporarán 10 nuevos destinos. Otra prioridad es Brasil, donde agregarán entre ocho y 10 nuevas rutas. Paralelamente, se plantean el objetivo de hacer del "servicio a bordo de TAP el mejor de Europa", han afirmado.

La oferta ganadora ascendía a 354 millones de euros, que pueden ascender hasta 488 millones en función de los resultados de TAP en 2015 y a los que se suma la incorporación de 53 nuevos aviones.

El Estado conserva por el momento una participación del 34 %, pero si el comprador cumple todos los requisitos, podrá venderle este paquete en los dos años siguientes a la firma del contrato a un precio máximo de 140 millones de euros.

Nueva flota

La compañía TAP Portugal ha encargado al fabricante europeo Airbus 53 aviones, de los que 14 son de la familia A330 de doble pasillo y los 39 restantes de los A320 de pasillo único, valorados en unos 8.560 millones de dólares a precio de catálogo.

El pedido firme fue anunciado por Airbus, que en un comunicado precisó que como parte del contrato, TAP Portugal sustituye una docena de unidades del modelo A350-900, que había encargado anteriormente por los A330-900neo, una nueva versión lanzada en julio de 2014, y del que se empezarán a entregar los primeros aviones en el cuarto trimestre de 2017.

Las principales innovaciones de este aparato, cuyo precio de catálogo es de 284,6 millones de dólares, son los nuevos motores Trent 7000, así como varios avances en aerodinámica que permitirán un ahorro de carburante del 14% por asiento, que supone incrementar su radio de acción en unas 400 millas náuticas.

La segunda parte de la compra de TAP Portugal son 15 unidades del A320neo y 24 del A321neo, que son igualmente versiones modernizadas de los dos modelos más populares de pasillo único de Airbus, con precio de catálogo de 106,2 y 124,4 millones de dólares cada uno.

La aerolínea portuguesa utilizará estos 53 aparatos para la renovación de su flota, de acuerdo con los anuncios hechos por su principal accionista, Atlantic Gateway.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.