Diario 5406 19.10.2018 | 23:58
Hosteltur: Noticias de turismo
El todavía máximo ejecutivo de Vueling lamenta que la primera aerolínea del país no sea española

Alex Cruz: En España no se aprovecha la relación entre aviación y desarrollo económico

Pide a las administraciones poner la aviación en la agenda política 16 marzo, 2016

El presidente y CEO de Vueling hasta este mes y máximo ejecutivo de British Airways a partir de abril, Alex Cruz, ha expresado sentir una "gran pena" cuando ve que otros países han puesto la aviación al servicio del desarrollo de su país, mientras que en España "no lo hacemos, porque no hemos logrado entender la relación entre inversión en aviación y desarrollo económico", lamentando que la primera aerolínea del país no sea española, haciendo referencia a la low cost irlandesa Ryanair.

En una intervención en la conferencia "Barcelona, qué ha pasado en nuestro aeropuerto en los últimos 10 años y qué va a pasar en los próximos 10", celebrada en el Círculo Ecuestre, en el que ha sido su último acto institucional como presidente de Vueling, Cruz ha lanzado una petición a los gobiernos regional y central, "ahora que abandona la aviación en el país": que las administraciones pongan la aviación en la agenda política y que "tanto en Cataluña como en España se forje una estrategia clara" que involucre a todas las agencias gubernamentales que regulan los recursos del sector".

En este punto, ha puesto como ejemplo a los países del golfo que invierten cantidades "ingentes" de dinero en su proyecto aéreo, en promoción y desarrollo del país, muy diferente al caso de España, pese a los grandes activos turísticos que tiene el país. "No estoy hablando de nacionalizar líneas áreas" ha añadido, sino del "alto grado de integración y coordinación" que tienen entre el destino y las herramientas de promoción y sus activos aéreos.

Barcelona-El Prat: futuro brillate

Durante su intervención, también ha destacado la importancia de Barcelona como marca y como ciudad. "Es un gran activo a nivel mundial" y ha destacado la labor "crucial" de la Generalitat a la hora de llegar a acuerdos con aerolíneas.

Ha recordado que Barcelona-El Prat ha sido por dos años consecutivos el aeropuerto de Europa con más vuelos de corto radio. En tal sentido, ha pronosticado para El Prat un "futuro brillante" porque "Barcelona sigue siendo un activo relevante a nivel internacional y las instituciones han entendido cuál es la manera de ayudar a este sistema". No obstante, considera que "la asignatura pendiente es el largo radio", para lo que se requiere, según ha apuntado, "que alguien quiera dedicar los cientos de millones de euros que se necesita para hacer vuelos de largo radio, ya que un avión para estos recorridos cuesta unos 150 millones de dólares".

Por otra parte, considera que, por ahora, El Prat no necesita una tercera terminal, aunque empieza a haber un poco de congestión en la T-1, lo que obligará a trasladar aerolíneas a la T-2, donde todavía hay espacio. Además, ha apuntado que la terminal satélite de la T-1 ya está diseñada y con los túneles hechos y que esa sería la "siguiente ampliación lógica del aeropuerto".

Consultado sobre por qué Iberia no hace largo radio en El Prat, Cruz ha dicho que a las compañías del grupo IAG se las mira por el retorno de inversión que tienen y que no existe otro criterio que el de poder operar rutas que crean sostenibilidad de retornos a sus accionistas. "Habrá oportunidades, aunque no hay que hacer promesas y sí trabajar muy duro", ha afirmado, añaiendo que todavía no conoce la estrategia de British para Barcelona.

Tras diez años de trabajo en Vueling, con 160 destinos directos desde El Prat, Cruz ha puntualizado que se va "muy orgulloso, porque hemos puesto a Barcelona en el mapa como destino, y contribuido al crecimiento de la actividad económica y a la creación de puestos de trabajo".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.