Diario 5324 16.07.2018 | 14:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Por actividades industriales agresivas

WWF alerta de que el 50% del Patrimonio Mundial Natural está amenazado

Entre ellos se encuentra el Parque Nacional de Doñana 9 abril, 2016

Casi la mitad de los espacios declarados Patrimonio Mundial Natural de la Unesco se encuentran amenazados por actividades industriales agresivas, como la exploración de gas y petróleo, la minería o la tala ilegal, según un informe de la organización WWF.

Con el objetivo de defender estos tesoros naturales, dicha ONG ha lanzado, a nivel mundial, la campaña "Juntos, salvemos nuestro patrimonio común", que ha comenzado en Belice y llegará en junio a España. A través de esta iniciativa WWF destaca las amenazas de espacios emblemáticos a nivel global, entre los que figura Doñana.

El estudio, realizado por Dalberg Global Development Advisors, expone cómo los sitios naturales del Patrimonio de la Humanidad contribuyen al desarrollo económico y social al proteger el medio ambiente, al tiempo que habla de los "fracasos" globales para proteger a estas áreas.

Según el informe, 114 de los 229 sitios (el 50%) del Patrimonio Mundial Natural y Mixto tienen concesiones de gas, petróleo o minería dentro de sus límites o en sus inmediaciones o están dañados por, al menos, otra actividad industrial.

El Parque Nacional de Doñana, entre los espacios amenazados.El Parque Nacional de Doñana, entre los espacios amenazados.

De estos 114, una docena están en la Unión Europea, como Doñana, la laurisilva de Madeira (Portugal), el Parque Nacional de Pirin (Bulgaria) o los lagos de Plitvice (Croacia), que también están protegidos por las leyes de naturaleza de la UE.

Otro ejemplo que cita el informe explica cómo el Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice está amenazado por la construcción insostenible en sus costas, la tala a gran escala de los manglares, la escorrentía agrícola dañina y la probabilidad de exploraciones petroleras dañinas.

Para el director general de WWF Internacional, Marco Lambertini, los sitios del Patrimonio Mundial "deberían recibir" los niveles más altos de protección, pero no se está haciendo.

Su receta para los Gobiernos y empresas es fomentar las alternativas sostenibles que aumenten el valor de los sitios del Patrimonio Mundial y los beneficios que proporcionan.

Considera que se debería negar la financiación a los proyectos que incluyan actividades industriales agresivas para dichos espacios o a las compañías que los realizan.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.