La justicia revoca las sanciones impuestas al colectivo por la anterior administración

Controladores fueron obligados por Aena a trabajar ilegalmente en 2010

En el año 2010, cuando Aena llevó adelante una serie de reformas en la navegación aérea para ahorrar costes, “un mismo trabajador debía atender de manera simultánea el control de la torre y de aproximación, dos posiciones de control aéreo incompatibles, mermando la calidad del servicio y las condiciones de seguridad”. Esta situación ha llevado a varios juzgados a revocar las sanciones que el gestor aeroportuario impuso al colectivo por negarse a trabajar en esas condiciones.

 Controladores fueron obligados por Aena a trabajar ilegalmente en 2010 Controladores fueron obligados por Aena a trabajar ilegalmente en 2010

Así lo ha informado la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), agregando que “ocho sentencias de diversos Juzgados han revocado las sanciones impuestas por Aena durante 2010 a varios de los controladores que trabajaban ese año en Santiago de Compostela, determinando que “no puede obligarse a un controlador aéreo a atender dos posiciones de control incompatibles de manera  simultánea, en contra de lo establecido en el Reglamento de la Circulación Aérea”.

Según los fundamentos de derecho de una de las sentencias del Juzgado de lo Social nº1, el Centro de Santiago de Compostela se halla supeditado al Reglamento de Navegación Aérea y éste, en contra de lo pretendido por la Abogacía del Estado, "no contempla la obligación de prestar el servicio de control de aeródromo conjuntamente con el de aproximación y ruta desde una única posición de control”.

USCA señala que los controladores denunciaron reiteradamente estos hechos ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), pero los responsables de Aena en ese momento “coaccionaron con amenazas de sanciones y despidos a los controladores, quienes, a su vez, se enfrentaban de manera individual a responsabilidades penales en caso de accidente o incidente grave”.

El sindicato explica que el  motivo por el que las autoridades que entonces estaban al frente de Aena obligaron a un mismo controlador a operar dos posiciones obedecía a que la mayoría de los controladores estaban a punto de superar legalmente la jornada máxima permitida.

Desde mediados de noviembre de 2010, los controladores comenzaron a alertar de cierres parciales del espacio aéreo español, a causa del exceso de horas trabajadas a lo largo del año que les estaba acercando al máximo legal. Luego, a finales de ese mesw, los controladores advirtieron de que comenzaban los cierres parciales del espacio aéreo de Galicia controladfo por la torre del Aeropuerto de Santiago de Compostela, debido a que algunos profesionales habían realizado “turnos exagerados", llegando al máximo de horas previstas por la legislación y no podían acudir a su puesto de trabajo. En concreto, el máximo que preveía la ley era de unas 140 horas mensuales y los controladores del área de Santiago habían trabajado en unos casos 180, en otros 190 y hasta 200 horas mensuales. Sin embargo, en abril de 2011, la justicia resolvió a favor de Aena en el conflicto con los controladores de Santiago.

Afectada la seguridad aérea

Asimismo, en las sentencias se ha considerado, con relación con Galicia que “las instrucciones recibidas, relativas a la concentración en un solo trabajador de las tareas de control de torre y de aproximación, eran, cuando menos, de dudoso encaje legal” y que, en ningún caso, la negativa a seguir tales mandatos puede considerarse indisciplinaria, "lo que conlleva la revocación de la sanción impuesta, con estimación de la demanda”.

En cuanto a los efectos que este tipo de “actuaciones ilegales” tienen en la aviación, USCA recuerda que “atender dos posiciones de control incompatibles de manera simultánea por un solo controlador fue una de las causas principales de la colisión de dos aeronaves en espacio aéreo alemán el 1 de julio de 2002”.

Agrega que, en la actualidad, algunos de esos directivos continúan teniendo cargos de responsabilidad, a pesar de que los tribunales ya han dictado sentencias contrarias a su gestión, y reconociendo que los actuales responsables del Ministerio de Fomento tienen otra actitud considera que tendrían que replantearse la continuidad de esos directivos”.

Todos estos hechos ya han sido aportados al juzgado de Instrucción nº2 de Fontiñas, en Santiago de Compostela. Los próximos lunes y martes, 26 y 27 de noviembre, declararán ocho imputados en esta causa “por un delito aún sin determinar”.

 

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Miceno23/11/2012 14:11:21

Hay una errata, se dice "Desde mediados de noviembre de 2012, ....", parece que debería ser "Desde mediados de noviembre de 2010"

00 Más comentarios del lector Responder

Anton catedrales23/11/2012 16:11:30

¿Será cierto que por fin aflora la verdad de lo ocurrido? ¿Por fin los jueces sustanciarán los manejos de Aena y el exministro Blanco desde la ecuanimidad y sin presiones políticas? Está claro que algún alto cargo del Ministerio de Fomento con el PP fue directo responsable de lo ocurrido entonces como gestor de Aena con el PSOE. Va siendo hora de que cada palo aguante su vela. No habrá normalización de relaciones si los verdaderos culpables no salen en la foto..

140 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.