La rebelión de las máquinas de "andar por casa"

¿Cómo afectará al mercado turístico el internet de las cosas en 2017?

La interacción entre dispositivos un diferenciador para un cliente más tecnológico

La interacción entre dispositivos ya es una realidad, las posibilidades en cuanto a información y a eficiencia de servicios son a día de hoy un aspecto diferenciador. El sector turístico tiene en el internet de las cosas un gran aliado para competir en un mercado cada vez más complejo y fragmentado. La innovación sobre esta tecnología debe conducir a la eficiencia y a una innovación rentable y controlada.

En términos prácticos, el internet de las cosas busca la conectividad entre dispositivos para compartir datos pertinentes. Trata sobre tareas centradas en solucionar necesidades del cliente tanto en un menor tiempo como en su aplicación. A su vez, se presenta como una solución al impacto masivo de información en la que el viajero se ve inmerso. Del mismo modo, surgen propuestas sobre acciones personalizadas usuario a usuario que pueden llegar incluso a predecir las posibles decisiones adoptadas por los mismos a partir de historiales basados en tecnología Big Data.

La interacción entre dispositivos una realidad que debe centrarse en rentabilidad y en optimización de recursos. La interacción entre dispositivos una realidad que debe centrarse en rentabilidad y en optimización de recursos.

La integración de este tipo de tecnología ocasionará cambios en el sector turístico y, sin lugar a dudas, generará grandes ventajas competitivas. Se busca encontrar el beneficio a través de servicios de mayor calidad que integren tecnologías con una repercusión positiva en la gestión interna del negocio y en la interacción con el viajero. Según datos de la compañía Gartner, se puede predecir que habrá 6,4 millones de aparatos conectados a finales de 2016 y, además, se estima que se incremente a 20,8 millones para 2020.

La tecnología que el internet de las cosas pone a nuestra disposición puede trabajar en el sector turístico a través de conceptos relacionados con los siguientes puntos:

  • Servicios o productos basados en gustos y preferencias del turista. La información será procesada en tiempo real y filtrada en base a criterios que cubran las necesidades del turista en cada momento.
  • El sector público en entornos Smart City como sectores privados: empresas de servicios, transportes, etcétera, pueden ofrecer al turista soluciones integrales sobre contextos tecnológicos diferenciadores.
  • Poder dotar de mecanismos de pago inteligentes que hagan que el viajero no encuentre ningún tipo de problemática relacionada con el pago.
  • Optimización y puesta en valor del tiempo que el viajero consume durante su estancia de viaje. De esta manera, se abre la posibilidad de apoyar al viajero en todo momento para que su grado de satisfacción sea máximo.
  • El internet de las cosas ayuda a sincronizar el pago y el consumo. Aumento de transparencia entre el viajero y la empresa que facilita el servicio turístico.

Hoy en día, esta tecnología ya es una realidad y podemos encontrarla fácilmente durante nuestros viajes. Un estudio recogido en el portal MarketingLand, determina que el 90% de los aeropuertos ya habría desplegado, o planeado lanzar, sensores de proximidad relacionados con la IO (también conocidos como "balizas") en sus instalaciones.

En la actualidad, podemos encontrar ejemplos relacionados con esta tecnología y que podrían adaptarse perfectamente al sector turístico y a la relación que se quiere entablar con diferentes segmentos de mercado:

  • Desde el Garageio, se puede controlar el acceso mediante una aplicación a la puerta del garaje que se asocia a tu dispositivo. Desde el móvil puedes abrir y cerrar, así como recibir alertas cuando la puerta se abra. También hace posible permitir el acceso a terceras personas desde cualquier parte
  • La asociación de Amazon con un famoso fabricante de detergente permite tener un botón inteligente acoplado a la lavadora. Esto hace que cuando observes la falta de producto se pueda encargar más con solo pulsar el botón. Esta tecnología podría poder utilizarse sobre estrategias de upselling o cross-selling en el hotel.
  • Una tecnología asociada al internet de las cosas, y que puede ser interesante si se relaciona al segmento de dueños de mascotas, es Fitbark. Se trata de un dispositivo que se coloca en el collar de tu perro para monitorizar su actividad y tenerlo localizado en todo momento.
  • Para el segmento runners, las zapatillas SpeedForm Gemini 2 cuentan con hardware capaz de registrar datos como el tiempo y la distancia recorrida, parámetros que después se combinan en una aplicación móvil para extraer valor de ellos. Las zapatillas también permiten enviar datos GPS para determinar las rutas seguidas por el usuario.

Según palabras de Niall Murphy, fundador de la compañía EvryThng, en la pasada edición del Mobile World Congress: “En 2020 habrá un billón de productos conectables digitalmente”. Como podemos apreciar, esta tendencia se consolida y ha pasado a ser una realidad actual. Nos parecía interesante aportar un pequeño video de la comunidad Gigadgets desarrollada en torno al fenómeno del internet de las cosas y de los gadgets tecnológicos, donde se recogen algunos de los "aparatitos" que han llegado al mercado y otros que aún están por llegar:

La tecnología asociada al internet de las cosas nos permitirá ser aún más dinámicos y flexibles ante necesidades del mercado. Estos permite no solo ajustarse al contexto, sino a la realidad de cada consumidor en tiempo real. La conectividad de múltiples dispositivos avanza a pasos agigantados, siempre con la visión de mejorar la relación entre marcas y clientes. La tecnología, como bien dice el slogan de la compañía Nokia: “Connecting People”, nos ayuda a mejorar la comunicación entre personas y el internet de las cosas ha llegado para hacerlo posible.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.