Según el abogado David Hoyos, del bufete Tourism&Law

El fraude por reclamaciones falsas en Canarias superó los 4 M € en 2016

La cifra supone un incremento 700% con respecto a 2015

El abogado David Hoyos, del bufete Tourism&Law, ha alertado en Fuerteventura de que las falsas denuncias masivas de las que los hoteleros prevén un repunte este verano (Ver 'Los hoteleros se preparan para el repunte de reclamaciones falsas en verano') constituyeron un fraude en Canarias de unos cuatro o cinco millones de euros en el último año, lo que supuso un aumento de un 700 % respecto a 2015. A nivel nacional el coste de esta práctica ascendió a más de 50 millones, según cálculos de CEHAT (Ver 'Las demandas por denuncias falsas de los británicos superan los 50 M€').



La cifra supone un incremento 700% con respecto a 2015La cifra supone un incremento 700% con respecto a 2015

Hoyos ha alertado sobre estas denuncias durante la jornada "Más vale prevenir que litigar", organizada por la patronal turística majorera Asofuer y que ha contado con la asistencia de medio centenar de empresarios, ha indicado la organización en un comunicado.


El presidente de la patronal turística majorera, Antonio Hormiga, y el vicepresidente y consejero de Turismo del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, han hecho hincapié en la gravedad de la situación por la actividad de numerosos despachos de abogados, conocidos como "ClaimFarmers", que se están especializando en este tipo de denuncias "buscando un nicho de negocio que no procede".

El especialista y ponente de la jornada, David Hoyos, ha destacado "la falta de escrúpulos de estos especialistas que saben muy bien cómo reclamar y cuál es el límite de la ley".

Hoyos ha explicado que los turistas "no necesitan nada más que acreditar mínimamente que han tenido una dolencia, ya que toda la carga de la prueba la tiene el perjudicado, es decir, el hotel y el turoperador" y ha añadido que la reclamación media se situaba en unas 2.000 o 3.000 libras, "una cantidad que ahora asciende a unas 12.000, la mayoría en gastos legales".

El origen de estas reclamaciones falsas se sitúa en la reforma de la Ley Jackson, de 2013, por la que se excluyen del portal de arbitraje de consumo todas las reclamaciones por prestación de servicio realizados fuera del Reino Unido, lo que "fue el detonante, que abrió la caja de Pandora y empezó el negocio", ha añadido.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.