Acusan a Airbnb de practicar "un discurso pseudo-social"

Activistas destapan una red de pisos turísticos ilegales en Barcelona

Una docena de viviendas se comercializaban sin licencia turística y bajo una misma empresa

Una red formada por una docena de pisos turísticos sin la correspondiente licencia, gestionados por una misma empresa y anunciados a través de plataformas como Airbnb, ha sido puesta al desnudo por activistas sociales en Barcelona. Dos personas se hicieron pasar por turistas y llegaron a entrar con cámara oculta en uno de los alojamientos.

La acción ha sido reivindicada por las organizaciones Asamblea de Barrios para un Turismo Sostenible y Ciutat Vella no está en venta, que reclaman el decrecimiento turístico en Barcelona.

Tras llevar a cabo la protesta, han puesto toda la documentación reunida en manos de los servicios de inspección del Ayuntamiento.

Estas entidades son las mismas que ya llevaron a cabo una acción similar en Barcelona el pasado septiembre. Ver también Grupos anti-Airbnb comienzan a ocupar pisos turísticos ilegales.

Según exponen ambas asociaciones, el piso donde entraron los falsos turistas "y otros 12 en el mismo barrio, están anunciados en Airbnb no por un anfitrión sino por un administrador profesional".

Además, ninguna de las 13 propiedades tiene la correspondiente licencia de Vivienda de Uso Turístico.

De hecho, según denuncian las citadas entidades, los 13 pisos en cuestión se anuncian en plataformas como Airbnb con números de licencia que no son suyos sino de terceros, según consta en el Registro Público de la Generalitat de Catalunya.

Imagen de archivo de turistas en BarcelonaImagen de archivo de turistas en Barcelona

Falso discurso social

Los grupos activistas acusan a Airbnb de practicar "un discurso pseudo-social" y de utilizar como "coartada para legitimarse a las 'personas que alquilan su casa para pagar la hipoteca'. El objetivo de nuestras acciones por el derecho a la vivienda no son este colectivo sino el de terratenientes, administradores profesionales y comisionistas", sostienen ambas entidades.

Además, denuncian que los "multi-anfitriones" (en realidad, intermediarios) acaparan dos terceras partes de los pisos turísticos en Barcelona, con un total de 9.987 viviendas, frente a los "anfitriones" que sólo anuncian una propiedad (7.383).

De hecho, han contabilizado 30 administradores profesionales con más de 25 pisos turísticos cada uno, solo en Barcelona. Ver también El negocio de Airbnb en Barcelona: 3.812 pisos ilegales y 84 intermediarios

Ver también Más presión contra los Airbnb, ¿qué pasa con la seguridad? así como Lo tuyo es mío: contra la economía colaborativa.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.