​García Rascón, Juárez y Hoyos

Globalia ha despedido a tres directores de Halcón en menos de cinco años

El cargo de director general de Viajes Halcón, al contrario que en otras agencias de viajes, no se caracteriza por su estabilidad. Desde finales de 2012 hasta la semana pasada (cuatro años y medio), el grupo Globalia ha despedido a Fernando García Rascón, a Jesús Juárez y a José María Hoyos.

Hasta septiembre de 2012 el perfil de estabilidad del director general de Halcón correspondía al del resto de grandes redes, donde los periodos se alargaban décadas, salvo imprevistos o quiebras. Ese era el caso de Fernando García Rascón, que llevaba como director de Halcón más de 20 años cuando el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, decidió cambiarle por un ejecutivo más joven y agresivo.

Hidalgo le ofreció a García Rascón quedarse como asesor, pero el veterano profesional, procedente del vivero de Viajes Meliá, prefirió la oferta de Gabriel Subías y se fue a asesorar a Viajes Barceló hasta su reciente jubilación. De este periodo proceden las quejas de Hidalgo acusándole de aprovechar su larga permanencia en Globalia para llevarse a Viajes Barceló a la flor y nata de Viajes Halcón. “Nos está tocando al personal y llevándose delegados regionales”, decía el presidente de Globalia pocos meses después de que saliera de Halcón.

Y a partir de esta destitución se inició una tendencia que tuvo la semana pasada su último capítulo. El sucesor de García Rascón, Jesús Juárez, duró en el cargo de director general justamente dos años, de otoño de 2012 al otoño de 2014. El motivo aducido por Hidalgo para este segundo despido es que hizo cosas que no le gustaron.

Y el tercer despido, dos años y medio después de haberle nombrado, se produjo la semana pasada cuando se le comunicó a José María Hoyos su destitución. Hoyos había llegado a la agencia de viajes tras muchos años de mano derecha de María José Hidalgo en Air Europa. Al igual que García Rascón, se trataba de un hombre de la casa, de confianza de los Hidalgo, aunque parece que no de todos. Al contrario que los otros dos despidos, este no lo ha propiciado el presidente del grupo, sino su hijo Javier Hidalgo, al que le ha cedido el testigo, nombrándole CEO hace poco más de medio año.

Y, al contrario que los dos primeros despidos, que se produjeron en otoño, una vez pasadas las ventas del verano -que suponen el periodo de mayores ventas de todo el año-, Javier Hidalgo lo ha hecho justamente antes, a primeros de junio y con todo el operativo de las ventas estivales a punto de arrancar, lo que resulta arriesgado. Es decir, tres despidos de un director general de la red minorista de Globalia en cuatro años y medio.

Desde la izqda: García Rascón, Juárez y Hoyos.Desde la izqda: García Rascón, Juárez y Hoyos.

Ahora habrá que ver cuál es el rumbo que llevará Halcón y quien lo capitaneará. La tradición dice que será alguien de la casa, siguiendo la política de promoción interna que se ha desarrollado hasta ahora. En lógica le tocaría a Miguel Osuna, pero la tendencia a concentrar la actividad en grandes áreas podría situar al director de turoperación, Emilio Rivas, al frente de toda el área emisora.

Lo que parece que están aclarando los últimos pasos de Javier Hidalgo y su mano derecha, Pedro Serrahima, es que el grupo Globalia está virando buscando nuevos vientos en busca de un puerto que todavía no aparece en el horizonte. El tiempo dirá si el destino es la reconversión y modernización del área emisora para seguir siendo, junto con Air Europa y resto de divisiones, el primer grupo turístico español, o si se acabará vendiendo.

Una vez que Juan José Hidalgo se dio por vencido en su objetivo de que el grupo le sobreviviera -intentando encontrar un socio que facilitara la salida a bolsa de Globalia-, la segunda alternativa de ceder la gestión a su hijo está todavía por demostrar sus frutos.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.