Impacto directo sobre la industria turística

Donald Trump prepara su mazazo contra Cuba

El presidente de los EEUU endurecerá la relación con la isla

Con Barack Obama, Estados Unidos avanzó dos pasos adelante en su relación con Cuba. Con Donald Trump, se prepara para dar un paso atrás. El nuevo presidente de los EEUU mantendrá las relaciones diplomáticas que abrió su antecesor, incluso permitirá que sigan los nuevos vuelos comerciales entre ambos países así como los cruceros... Pero la nueva política de la Casa Blanca se va a mostrar mucho más combativa hacia el régimen cubano y en particular va a poner en su punto de mira al conglomerado estatal Grupo de Administración Empresarial SA (GAESA), controlado por el Ejército cubano, del que dependen numerosas empresas vinculadas al turismo, la logística y los servicios en la isla.

Cabe recordar que, gracias a las medidas implantadas por Barack Obama, un total de 284.565 estadounidenses viajaron a Cuba entre enero y mayo pasados (un 145% más), lo que iguala el total de visitantes de ese país que llegaron a la isla en 2016.

Entre dichas medidas, destacó la creación de doce categorías de viajes que permitían a los estadounidenses viajar a Cuba.

Por ejemplo, se puede visitar Cuba por motivos religiosos, culturales, educativos, de ayuda humanitaria o los "intercambios personales" con el pueblo cubano, aunque el control administrativo de estas categorías de viaje por parte del gobierno estadounidense ha sido más bien laxo

Este viernes, Donald Trump hablará en Miami ante el exilio cubano. Y entre las medidas que podría anunciar figura un posible endurecimiento de las condiciones en las que los ciudadanos de su país pueden viajar a Cuba y una prohibición a las empresas estadounidenses de negociar con entidades que tengan lazos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de la isla.

"Los viajeros a Cuba tendrán que llevar registros detallados de todas sus transacciones financieras en el país y mantenerlas durante cinco años para ponerlos a disposición del Departamento del Tesoro si así son requeridos, bajo el riesgo de enfrentarse a multas, explica Alejandro Roca Soto en su post Trump prevé endurecer las reglas de viaje y transacciones con Cuba publicado en la Comunidad Hosteltur.

"Para las cadenas españolas es un momento para reafirmar el apoyo al destino y el pais, con una visión a largo plazo tal y como se ha venido haciendo desde hace años. Eso sí, poniendo de momento en cuarentena los proyectos de inversión y expansión vinculados al crecimiento esperado del mercado estadounidense", añade Soto, directivo hotelero que trabaja en México.

Donald Trump, presidente de los EEUU. Foto: The White House.Donald Trump, presidente de los EEUU. Foto: The White House.

Mayor control

En agosto del año pasado se restablecieron los vuelos directos entre Cuba y EE.UU, suspendidos durante más de 50 años, y varias líneas de cruceros también obtuvieron licencias para operar en la isla, adonde en la actualidad llegan grandes barcos estadounidenses casi a diario.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, afirmó ayer en Washington que su país quiere continuar "todo lo posible" la política de acercamiento con Cuba, pero también asegurarse de que las empresas estadounidenses no aportan "apoyo financiero" al Gobierno cubano e "incentivar" a ese Ejecutivo a respetar más los derechos humanos.

Así que el conglomerado GAESA va a recibir una especial atención por parte de la Administración Trump. De este grupo empresarial cubano depende, por ejemplo, el grupo turístico Gaviota, propietario de numerosos hoteles gestionados por empresas españolas como Meliá e Iberostar.

Ver también Empresas de EEUU piden a Trump que no frene la normalización con Cuba.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.