Advertencia del Círculo de Economía

¿Puede Mallorca morir de éxito?

La tendencia de crecimiento en la llegada de turistas es del 8,5% este año

El Círculo de Economía de Mallorca considera que "hay razones objetivas" para pensar que la isla está "en vías de morir de éxito por la afluencia masiva de visitantes" debido a un crecimiento "insostenible" que lleva al "adelanto del declive socioeconómico con ocupaciones poco cualificadas y salarios bajos". Según las cifras oficiales, Mallorca recibió el año pasado un total de 10,92 millones de turistas y en 2017 la tendencia de crecimiento en las llegadas es del 8,5%.

El Cercle d'Economía señala en un comunicado la necesidad de "limitar el crecimiento cuantitativo y dejar paso al crecimiento cualitativo antes de perder aquellos grandes puntos fuertes que nos caracterizan: entorno, tranquilidad y seguridad", y en atención a limitación propia de un territorio insular.

Para la entidad privada se puede y se deben "aprobar nuevas leyes" de regulación y la ciudadanía en general tiene que acostumbrarse a que estas normativas "se hacen para ser cumplidas íntegramente y no sólo algunos artículos".

"Ha llegado el momento en el que los poderes públicos, los agentes económicos y los ciudadanos dejamos de pensar exclusivamente en nuestros intereses particulares y nos centramos más en el beneficio común, en un futuro sostenible", concluye.

Turistas por el centro de Palma de Mallorca.Turistas por el centro de Palma de Mallorca.

Indicadores turísticos

El año pasado, Mallorca registró un incremento medio del RevPAR del 12,1%, gracias a una mayor ocupación (+5%) y a unas tarifas más elevadas (+7%). La isla recibió cerca de 11 millones de turistas y registró 44 millones de pernoctaciones, lo que convirtió a la temporada de 2016 en la mejor de la historia.

Ver también Baleares: radiografía del mercado hotelero así como Mallorca contará con una línea de ayudas de 20,6 M € para mejorar su oferta.

Freno al crecimiento

Por otra parte, en unas recientes declaraciones, el consejero de Economía y Hacienda del consejo insular mallorquina, Cosme Bonet, apuntaba: "Debemos tener claro que la actual época actual de vacas gordas acabará en algún momento. Y cuando tengamos que volver a competir con otros destinos como Turquía o Túnez -que cuentan con grandes instalaciones hoteleras- tenemos que estar preparados para no competir por precio como ocurría en el pasado". Ver también La estrategia de Mallorca cuando se acabe el ciclo de vacas gordas.

Además, con la intención de apostar por la "calidad" de la oferta turística y no por la "cantidad", Mallorca prohibirá el aumento de plazas turísticas en seis zonas saturadas, tanto en hoteles como en alquiler de viviendas.

Los hoteleros, preocupados por el futuro del turismo en la isla

Mientras tanto, la FEHM, ha mostrado “la preocupación con la que desde el sector empresarial hotelero se visualiza el futuro del sector turístico”.

En este sentido, la federación hotelera mallorquina reclama avanzar “hacia un modelo turístico en el que se apueste por inversión, la reconversión de las zonas maduras, la promoción del talento, el compromiso y la apuesta por la sostenibilidad social, económica y medioambiental".

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Esteban Bardolet Jané26/07/2017 13:07:17

El éxito de los últimos años justifica esta preocupación, pero es recurrente ya que en el 2002 presenté una ponencia en un foro del Banco Interamericano de Desarrollo, en Brasil, titulada "El caso de Baleares: de la insostenibilidad de su éxito turístico a la sostenibilidad de su desarrollo". Acabo de publicar en El Económico nº198 de la Ultima Hora un informe del crecimiento turístico de Baleares en el período 2000-2015 donde sugiero medirlo por el número de estancias (1,4%) y no por las llegadas (25%). El motivo de proponer este cambio es que se está reduciendo la estancia media del turista (de 10,4 días en 2000 a 8,4 en 2015) lo que significa que actualmente el mayor número de llegadas queda neutralizado en parte por la menor estancia media. Sin embargo, es evidente que Baleares ha sufrido un notable aumento de estancias en los años 2016 y 2017, lo que afecta la actual percepción de saturación por el auge de la oferta extrahotelera en alquiler. Es también destacable que la mayor movilidad del turista que llega ahora (antes en autocar ahora en coche de alquiler, antes en tráfico marítimo de cabotaje ahora en tráfico de cruceros), satura el centro de las capitales isleñas. La saturación veraniega en el tráfico aeroportuario del 2017 nos marca un real límite a los picos de desarrollo turístico de Baleares en estos meses de verano, sin que suponga coartar un mayor flujo en invierno. Esteban Bardolet

71 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.