Un análisis de Xavier Canalis

Gasto primero, turistas segundo

Análisis/ El turismo se encuentra en el ojo del huracán este verano y el foco del debate se está poniendo en conceptos como la "turismofobia" o en cuestiones como "¿Cuántos turistas caben en España?". Pero quizá estamos dejando de lado una pregunta más necesaria aún: ¿Por qué, desde el año 2011, coincidiendo con los aumentos continuados en la llegada de visitantes, está bajando el ingreso medio por turista, hasta haberse quedado en 722 euros por viajero?

En la siguiente infografía podemos ver una comparativa entre los ingresos por turismo extranjero (Balanza de pagos, Banco de España) y el número de viajeros internacionales que llegan a nuestro país, desde el año 2006.

Puede observarse que a partir de 2011, coincidiendo con el inicio de la Primavera árabe, comienza a crecer de manera ininterrumpida la llegada de turistas extranjeros a España. Esta tendencia de crecimiento se ha mantenido hasta la actualidad.

Pero al mismo tiempo, la ratio de euros por turista también ha ido descendiendo, de modo que hemos bajado desde los 792 euros del año 2011 hasta los 722 euros del ejercicio anterior.

Y para este año 2017, para el que se prevé un nuevo record de 84 millones de viajeros internacionales (un 10% más) España podría acabar el ejercicio con unos ingresos por turismo extranjero de 60.800 millones de euros, un 11% más. Ver también Mejoran los ingresos por turista, pero tampoco es para tirar cohetes.

60.800 millones de euros es mucho dinero. Pero si dividimos esa cantidad entre el número de viajeros que recibiremos al cierre del año, el resultado es de 723 euros.

Es decir, apenas un euro más por viajero respecto a la cifra del año pasado. En cambio, habremos tenido nueve millones de turistas más circulando por los destinos españoles respecto al año anterior.

En suma, los ingresos por turista muestran una tendencia de caída o estancamiento, mientras aumenta la presión humana (pero también la presión política y la social) sobre determinados destinos.

CAUSAS DEL DESCENSO

Las causas de ese descenso en los ingresos por viajero pueden ser varias: substitución de un tipo de turista por otros; caída de ciertos segmentos de consumidores con mayor poder adquisitivo; nuevos patrones de gasto turístico que tienden al ahorro en el alojamiento, compras y actividades; menos días de estancia...

Son cuestiones que cada destino y empresa turística deberá analizar con sumo detalle al cierre del ejercicio, pues los números que hemos expuesto aquí son macro-cifras estadísticas.

Cada vez más destinos comienzan a tener claro que no se deben obcecar con atraer mayores números de turistas, y que la primera prioridad (en las campañas de promoción, creación de producto, etc) debe ser hacer crecer el gasto por viajero.

Ahora bien, pasar de la teoría a la práctica no es nada fácil en este sector nuestro, con tantos intereses cruzados.

Ver también Nunca tantos hablaron tanto y tan mal del turismo.

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

Esteban Bardolet Jané17/08/2017 12:08:53

Interesante análisis de Xavier enfatizando la importancia del gasto turístico sobre el número de turistas desde 2006 (antes de la crisis) hasta 2016 (fin de la crisis). En el período 2007-2017 se estima la siguiente evolución: el número aumenta un 41%, mientras que el gasto total sólo en un 39%, correspondiendo la diferencia de un -2% a la caída de los ingresos por viaje de turista extranjero. Entre las causas del descenso que cita Xavier, me quedaría con la más evidente según las encuestas, o sea el descenso de los días de estancia. Entiendo que, salvando la dificultad de llegar a un promedio de estancias hoteleras y extrahoteleras, se podría estimar 9 días en 2007 (82 Euros/día) y 7 días en 2017 (103 Euros/día). Ello supone que a pesar de un aumento del gasto por día hay que aumentar año tras año el número de turistas para llegar al mismo nivel de ingresos totales por turismo, lo que a su vez significa un aumento de presión humana sobre determinados destinos como bien dice Xavier. Sin embargo, yo añadiría que esta gran presión es muy puntual por centrarse sólo en los meses de verano (de Junio a Septiembre),excepto en Canarias. Esteban Bardolet

20 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.