Diario 5328 20.07.2018 | 21:41
Hosteltur: Noticias de turismo
Su presidente, Miguel Fluxá, prefiere esta alternativa frente a la emisión de bonos

Iberostar opta por acudir a otros mercados para financiar su expansión internacional

La amortización de la inversión de 7-8 años en México contrasta con los más de 20 en España 18 diciembre, 2013

El presidente ejecutivo de Iberostar Hotels & Resorts, Miguel Fluxá, prefiere diversificar créditos acudiendo a distintos mercados antes que recurrir a la emisión de bonos para financiar su expansión internacional. No en vano los plazos de amortización de la inversión en México, que rondan los siete u ocho años, contrastan con los más de 20 en España. Iberostar ha inaugurado su décimo hotel en México, el primero en la costa del Pacífico, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

Y es que, como ha señalado Fluxá, “la ventaja de una empresa internacional como la nuestra, cuyo patrimonio no está sólo en España, es que puede acudir a otros mercados en busca de financiación más rentable que en nuestro país. En México, por ejemplo, nos prestan todo el dinero que queramos a un precio ligeramente más bajo; mientras que Alemania lo hace dos puntos por debajo del tipo de interés español”. Desde el punto de vista teórico, añade, “para una empresa es absurdo tener en un solo país todas las fuentes de financiación cuando está presente en 18”.

La internacionalización continúa siendo la base de su estrategia de crecimiento, aunque no descarta crecer en España, pero siempre con el modelo de gestión o comprando hoteles de segunda mano. “El año pasado compramos cinco”, apunta.

El presidente de Iberostar, Miguel Fluxá, en la inauguración del Iberostar Playa Mita en Riviera Nayarit.El presidente de Iberostar, Miguel Fluxá, en la inauguración del Iberostar Playa Mita en Riviera Nayarit.

“Siempre que estén bien situados te pueden costar 60.000 euros por habitación, cuando hacerlo nuevo te sube hasta 200.000, inversión que tardas más de 20 años en recuperar. Por ello es preferible adquirir un establecimiento ya operativo a un precio correcto e invertir dinero para mejorarlo, porque empezarlo de cero es imposible que sea rentable”. De hecho la cadena invierte entre 30 y 40 millones de euros anuales en mantenimiento y reformas de sus hoteles.

Tampoco contempla realizar desinversiones porque, según sus propias palabras, “no nos gusta mucho tocar piedra”.

En países como México, sin embargo, “el coste de la mano de obra es más bajo, al igual que los impuestos, por lo que en siete u ocho años has amortizado la inversión, aunque hasta hace un lustro podías conseguirlo en cuatro años gracias a una elevada rentabilidad y a una financiación a bajo interés, lo que permitía que todas las cadenas españolas ganaran dinero incrementando su presencia internacional”.

Estrategia de internacionalización

Ante este panorama Iberostar apuesta por continuar creciendo en Litibú, donde cuenta con otros tres solares. No en vano Riviera Nayarit quiere erigirse en punta de lanza de la nueva imagen del Pacífico mexicano.

El presidente de la cadena ya ha adelantado que la idea es “decidir en un año qué hacemos con ellos: si el Iberostar Playa Mita funciona bien, algo de lo que estamos convencidos porque es un hotel magnífico con una buenísima situación, venderemos dos solares para financiar la construcción de un segundo hotel, éste de la marca Grand, también en primera línea de playa, porque tampoco es lógico contar con cuatro establecimientos aquí por el riesgo de canibalización de la demanda entre ellos”.

En 2014 pondrán en marcha el proyecto de Cartagena de Indias, en Colombia, que ya están ultimando; y también quieren entrar en Los Cabos porque consideran que “tiene un cliente de calidad importante y creemos que nuestro producto encaja perfectamente ahí”.

Dejan así de momento de lado su expansión en Asia, donde las cadenas estadounidenses y asiáticas representan una gran competencia gracias a sus poderosas marcas, por lo que, como reconoce Fluxá, “preferimos enfocar nuestra actividad hacia otras zonas como los Emiratos, donde estamos mirando cosas”.

Segmento urbano

En cuanto a su estrategia en el segmento urbano, el presidente de la cadena afirma que “nuestra compañía tiene una credibilidad y una marca importante, por lo que sólo nos interesan ciudades con hoteles en ubicaciones prime, como París, Londres o Estambul, ciudad ésta última donde estamos negociando un hotel con el que posiblemente nos hagamos. Lo que tenemos claro es que nuestro beneficio se encuentra en los resorts vacacionales, cuya rentabilidad es mayor que en el urbano”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.