Diario 5639 19.07.2019 | 16:13
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Contrademandas o acuerdos mientras la ocupación se resiente

¿Qué armas podrán usar las hoteleras frente a las demandas sobre Cuba?

27 junio, 2019
  • El proceso será extenso y algunas compañías optarán por llegar a acuerdos frente a una situación alimentada por determinado tipo de bufetes
  • Las "contrademandas" en suelo europeo por parte de las cadenas son un posible mecanismo de defensa disponible en la UE
  • La situación no afectará a su operativa en Cuba pero las demandas a los intermediarios sí tendrán un efecto inmediato en la ocupación

La activación del Título III de la Ley Helms-Burton por parte del Gobierno de Estados Unidos está repercutiendo cada vez más en el sector turístico y esta misma semana se ha conocido que Barceló, Iberostar y Accor son demandadas en EEUU por su actividad en Cuba, una situación en la que también se incluye a la canadiense Blue Diamond. Frente a ello son varias las opciones que podrían barajar, desde buscar acuerdos previos hasta hacer uso de la posibilidad que ofrece la legislación europea de plantear una especia de “contrademanda” en territorio de la UE y que podría frenar un empuje alimentado por los bufetes de abogados estadounidenses. No obstante, la repercusión sobre el negocio de las hoteleras presentes en Cuba podría derivar más de las sanciones, avisos o demandas contra los intermediarios como Trivago, Expedia y Booking, sobre las que informó HOSTELTUR en Demanda colectiva contra Trivago bajo la Ley Helms-Burton y aviso a Booking,así como de la prohibición del apartado de viajes educativos, que ya está recortando la ocupación.

El Título III de la Ley Helms-Burton permite a un americano o cubano nacionalizado norteamericano titular de los bienes que fueron confiscados por el régimen castrista a partir de 1959 demandar en Estados Unidos y reclamar daños y perjuicios. “Es reclamar en una jurisdicción lo que ocurrió en otra, mezclar hechos de la historia de hace 60 años involucrando a empresas que nada tuvieron que ver en esos hechos”, explica a HOSTELTUR José Antonio de Alarcón, socio y fundador del bufete Monlex Hispajuris. Las reclamaciones no se presentan contra el Gobierno cubano, que es el propietario de los bienes sino contra quienes están haciendo uso de los mismos, ya que esta ley lo contempla.

En primer lugar, “esto potencia la ambición de los abogados americanos”, que tratarán de obtener dinero de las empresas españolas, canadienses o de otros países. Por el momento son demandas cuya tramitación puede ser muy larga, en las que se puede jugar la carta de la falta de jurisdicción y, aparte, la Unión Europea aprobó en su día “una directiva que ahora habrá que activar de que las empresas europeas, por tanto las españolas también, podían reclamar aquí contra esas empresas americanas que pleitearan en Estados Unidos”.

El Gran Hotel Manzana Kempinski, en La Habana, fue el símbolo de la apertura iniciada en años anteriores. En este caso también una cadena europea que podría estar en el punto de mira. Foto: Hosteltur.

Sería “como una especie de espejo de lo que allí se intente hacer y que en Europa se puede defender de esta manera”, señala de Alarcón. Es una batalla jurídica que no se sabe aún cómo terminará y cuál es la estrategia de cada empresa, algunas ya han negociado, otras “veremos si en el transcurso del proceso negocian o se mantienen firmes para lograr un resultado, tanto en EEUU como ya cuando alguna de estas empresas españolas quizá tenga que poner una demanda aquí en Europa contra esos demandantes americanos, ya que la ley europea les protege para resarcirse de cualquier daño”. Y por otra parte también habrá que ver la ejecución de esas sentencias en España porque si la empresa no tiene bienes en Norteamérica, ejecutar esa sentencia sería complicado.

Iberostar, Barceló y Accor

HOSTELTUR se ha puesto en contacto con las cadenas sobre las que el bufete de Miami ha anunciado sus demandas. Desde Iberostar aseguran que han recibido una carta sin detalles en la que se les anuncia que se presentará una demanda contra ellos aunque no aún notificación oficial de la demanda, lo que podría tardar varios meses, mientras que en el caso de Barceló Hotel Group señalan que por el momento no han recibido ningún tipo de comunicación al respecto. En el caso de Accor Hotels, fuentes de la cadena han indicado que la compañía no hará comentarios sobre este asunto. Aparte de estas tres grandes cadenas europeas, también ha sido demandada la canadiense Blue Diamond, representante del mayor mercado emisor extranjero en Cuba.

En el caso de Meliá Hotels International, abogados de una familia cubana indicaron a finales de mayo que sería demandada en un plazo de 30 días hábiles por la explotación de un hotel en Cuba, según Demandan a funcionarios de Cuba por hotel que gestiona Meliá, tras haberse presentado antes una denuncia contra los propios funcionarios cubanos. La cadena tiene a su vez otro frente abierto en España según Un juzgado de Palma admite a trámite una demanda contra Meliá por Cuba. Ante la situación en Cuba, Meliá ha reiterado en varias ocasiones su apuesta por el destino, la última en su Junta General de Accionistas, según Meliá reitera su compromiso con Cuba pese a los “desencuentros” con EEUU.

Aunque la resolución de estos casos puede ser muy larga, no afectando directamente hoy a su operativa, la situación está afectando de una manera indirecta, explica el abogado de Monlex Hispajuris, debido a las sanciones o avisos a los intermediarios como Expedia o Booking, repercutiendo en la ocupación.

Las demandas afectan a empresas de terceros países que nada tuvieron que ver en hechos históricos anteriores.

Aparte cabe esperar que la prohibición de los viajes educativos y culturales denominados “people to people”, que se produjo a partir del 5 de junio, tenga un efecto importante. La medida se anunció junto con interrupción de la actividad de cruceros según El Gobierno de Trump prohíbe a los estadounidenses viajar a Cuba en crucero. Como informó este diario en Los TTOO estadounidenses defienden la libertad para viajar, la U.S. Tour Operators Association, USTOA, indicó la importancia de esta prohibición no solo para Cuba sino también para el sector de turoperadores que se han estado especializando en este tipo de viajes dentro del sector turístico de Estados Unidos.

Bienes en Estados Unidos

La dificultad puede derivar de “si tú tienes bienes en Estados Unidos y cómo se valora eso. Desde un punto de vista jurídico es muy difícil de admitir que una ley de un país pueda incidir en otros y encima en empresas de terceros países”. Habrá que esperar a ver qué deciden los jueces y a lo que se haga en otros países de Europa. La directiva funcionaría como cuando se levantan aranceles en Estados Unidos contra productos europeos y Europa hace lo mismo.

“Aquí el problema, para mí, esencial, como ocurrió con las reclamaciones falsas en el Mediterráneo, es la ambición de los abogados” porque arrastran al cliente sólo para ver si se puede obtener algo y asumen a veces hasta la financiación del caso, apunta Alarcón

Por otro lado, durante años en la Secretaría de Estado de Estados Unidos, donde existe un departamento específico sobre el comercio con Cuba, se han ido dedicando a hacer un listado de todos estos bienes confiscados en Cuba y registrando un control sobre los bienes y las empresas que están utilizándolos. Esto podría facilitar la labor de las reclamaciones en este momento.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.