Diario 5639 19.07.2019 | 16:11
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Según la escuela internacional Wild Code School

Los jóvenes aún se forman en profesiones que no existirán en unos años

En 2018 se quedaron 10.000 puestos digitales sin cubrir debido a la falta de profesionales 12 julio, 2019
  • Se desconocen las profesiones que surgirán en el futuro, por lo que la experta aconseja hablar mejor de habilidades o capacidades
  • López-Obrero cree que el problema radica en que las universidades son lentas y reacias a crear carreras adaptadas a los nuevos tiempos
  • La población aún cree en la necesidad de títulos, pero las empresas se han dado cuenta que necesitan personas capaces de resolver problemas

Actualmente existe una gran preocupación acerca de la formación de competencias digitales de los jóvenes. En España siguen haciendo falta programadores y se produce una escasez de personal cualificado en relación a la cantidad de profesionales que se demandan, como ha afirmado María López-Obrero, directora de la escuela de programación internacional Wild Code School (WCS). En su opinión los jóvenes aún no se están formando en profesiones que se denominan del futuro, pero que según ella son “del presente”.

Es cierto que, según ha subrayado María López-Obrero, “se desconocen las profesiones que surgirán con seguridad”, pero por ello recomienda “hablar de habilidades o capacidades, más que de profesiones: uno aprende algo ahora que puede no servirle en unos años. Lo importante es que un profesional sea capaz de reciclarse por sí solo, aprendiendo nuevas habilidades o asistiendo a cursos”.

López-Obrero considera que “la falta de información y de propuestas educativas es un grave problema”. El interés de los jóvenes por estudiar ingenierías se ha visto reducido, llegando a caer el número de estudiantes que opta por esta vía hasta en un 40%.

La experta cree que la problemática radica en que las universidades son lentas y se muestras reacias a la hora de crear carreras adaptadas a los nuevos tiempos, además de en la desinformación acerca del gran cambio en el paradigma laboral que está por venir: “Hay una necesidad ya palpable para las empresas, pero la única opción en las universidades es estudiar ingeniería informática. Por otro lado, la población aún desconoce la importancia de las capacidades digitales, su necesidad en la actualidad como fuente de trabajo estable y de calidad, y su relevancia futura debido a la mayor digitalización y automatización del empleo”.

Los empleos emergentes con una demanda laboral creciente son: analista de datos; experto en Data Science; especialista en ciberseguridad; desarrollador de experiencia de cliente y de apps; robótica; gestor de la nube; y experto en big data.

En 2018 se estimó que sólo en España quedaron 10.000 puestos digitales sin cubrir debido a la falta de profesionales capacitados, como ha reconocido María López-Obrero, quien además ha destacado que estos números crecen, y seguirán creciendo cada año debido a la dependencia económica cada vez mayor de la tecnología.

Brecha en aumento

En este sentido ha explicado que “hablamos de profesiones del futuro, pero lo cierto es que hay ya una necesidad clara en las empresas, y de no hacer algo la brecha irá en aumento, con un efecto directo en la economía del país. Esto se debe principalmente a la lentitud del sistema educativo tradicional de generar programas adaptados con la velocidad necesaria”. Coincide así con Antonio López de Ávila en ‘Los nuevos empleos híbridos del turismo en la era digital’, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

Para todos estos puestos no es necesario estudiar informática y tampoco se requiere título universitario, y de ahí se genera el siguiente problema para la directora, quien opina que la población aún cree en la necesidad de títulos, mientras que las empresas se están dando cuenta de que no necesitan profesionales titulados, sino personas que técnicamente sean capaces de resolver problemas y que tengan una actitud de aprendizaje a lo largo de su carrera.

Sectores más prometedores

Los sectores más prometedores a corto plazo son las tecnologías de la información, los servicios financieros, la sanidad pública y el sector público, la industria, los recursos y energías naturales y la digitalización.

Asimismo, la radiografía que hace López-Obrero de los empleos emergentes con una demanda laboral creciente son: analista de datos; experto en Data Science; especialista en ciberseguridad; desarrollador de experiencia de cliente; robótica; gestor de la nube; experto en big data y desarrollador de apps.

Aproximadamente uno de cada cinco programadores declara ser autodidacta, pero para las personas que no lo son se necesita una solución formativa de calidad, adaptada y efectiva. De esta falta de opciones nacen los bootcamps. Son programas formativos con gran efectividad ya que duran poco tiempo y las probabilidades de contratación son elevadas. En ellos hay programas de todo tipo, pero entre las capacidades más importantes se encuentra la programación.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar jjckoster jjckoster hace 6 días
Desde luego que actualmente la sociedad está orientada a la formación de profesionales con una importante connotación digital y se está mentalizando a la juventud con esa orientación. Por otra parte, también es verdad (y paradójico) que la sociedad española es, a la vez conservadora, por lo que se da mucha importancia a los diplomas. En la hotelería, que es una industria de servicios, ambos conceptos son válidos, siempre y cuando se tomen en cuenta sin exceso. Aún en el futuro, el servicio personal (a todos los niveles) en hotelería será necesario. El mundo digital representará un porcentaje muy bajo de los empleos, salvo en conceptos hoteleros extremos... pero los seres humanos siempre preferirán ser atendidos por humanos con empatía (una vez que la novelería robótica ya no sea novedad). - En cuanto a los diplomas que se cuelgan en la pared del despacho, a lo sumo eso podrá hacerlo el director del hotel y quizás dos o tres de su equipo de colaboradores. Lo que en realidad impresionará no será el diploma en sí, pero la destreza y empatía en el desarrollo de actividades en esa, más compleja actividad de lo que generalmente se piensa... Y ello solo se prueba sobre el terreno. Sin lugar a dudas, la industria hotelera evolucionará hacia ayudas digitales crecientes, pero con un público con crecientes demandas de servicio, siempre se privilegiará el servicio con empatía humana...

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.