Diario 5765 13.12.2019 | 11:33
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Entrevista al profesor José Antonio Donaire

Barcelona, una novata que puede caerse de la liga de grandes ciudades

Turismofobia, delincuencia y la falta de proyecto lastran el destino 28 agosto, 2019
  • "En el mundo hay dos tipos de marcas urbanas. Están las consolidadas, con más de 100 años, y las recién llegadas"
  • "Barcelona había logrado una suma de atributos positivos: ciudad mediterránea creatividad, Gaudí..."
  • "La suma de esos elementos había creado la idea de una ciudad donde era interesante estar"

Barcelona se enfrenta a una crisis de seguridad y según advierte José Antonio Donaire, profesor de Turismo y una de las voces académicas más respetadas de Cataluña en el ámbito turístico, "es admirable la capacidad de autodestrucción de la marca Barcelona. Se está dilapidando una reputación internacional. La devaluación sería irreversible. Es necesario un plan de reacción inmediato".

"La ola de delincuencia de Barcelona empaña el auge del turismo". Noticia publicada por la BBC el pasado 21 de agosto. Enlace.

El sector turístico de Barcelona anda revuelto. ¿Qué diagnóstico hace usted?

Barcelona es una ciudad que había conseguido una reputación internacional en poco tiempo. Por tanto es una recién llegada.

¿En comparación con otras ciudades, quiere decir?

En el mundo hay dos tipos de marcas urbanas. Están las consolidadas, que llevan más de 100 años en el panorama internacional y tienen una reputación muy estable porque se basan en la tradición y en un know how colectivo. Es el caso de Nueva York, Londres o París.

Y después hay una serie de ciudades que consiguen esa reputación y logran posicionarse en la liga de las grandes ciudades de una manera muy rápida y a veces con un punto de suerte o de audacia. Podrían ser los casos de Barcelona o Berlín. Pero esa reputación es más inestable porque se basa en unos atributos que son mucho más volátiles.

Barcelona había conseguido una suma de atributos positivos: ciudad mediterránea, de vanguardia, creatividad, la marca Gaudí, el Barça... La suma de todos esos elementos había creado la idea de una ciudad donde era interesante estar por muchos motivos, tanto turísticos pero también de inversión de capitales. Sin embargo, ahora la suma de una serie de desaciertos está deteriorando esa imagen internacional.

"Barcelona es una ciudad que había conseguido una reputación internacional en poco tiempo. Es una recién llegada a la liga de grandes ciudades. Sus atributos son más volátiles"

Noticia publicada por el diario británico The Guardian el pasado 25 de agosto, donde explica que la policía de Barcelona auxilia a los bañistas que han sido robados en la playa con un "kit" de ropa de emergencia y un billete de metro para poder regresar al hotel. Enlace.

¿Por qué motivos podría Barcelona caerse de la liga de grandes ciudades?

Hay tres elementos que están haciendo daño a esa reputación.

El primero es que Barcelona está liderando una cierta turismofobia mal entendida. De manera que en algunos momentos, quizá sin quererlo, se está transmitiendo un mensaje de "Tourist go home", de "No sois bienvenidos", de falta de hospitalidad... Y claro, eso tiene consecuencias porque mucha gente puede sentirse poco valorada en su visita o en su sensación de ciudad cosmopolita.

¿Cuál sería el segundo factor?

Es más reciente y tiene que ver con la delincuencia y la inestabilidad en la calle, algo que ha tenido su eco en muchos medios internacionales.

"Barcelona está liderando una cierta turismofobia mal entendida. En algunos momentos, quizá sin quererlo, se transmite el mensaje de Tourist go Home"

En un artículo publicado el pasado 21 de agosto, la revista alemana "Der Spiegel" muestra a Barcelona como "la ciudad del crimen". Enlace.

¿Y en tercer lugar?

Es un factor más estructural. Creo que la ciudad está perdiendo algo la idea de proyecto. Es decir, ahora la ciudad no tiene un rumbo. Es muy difícil saber a qué aspira ser Barcelona en los próximos 20 años.

Creo que el proyecto actual de ciudad se ha basado mucho en los barrios pero no es capaz de proyectarse a nivel internacional y eso está creando una cierta desorientación, desde el punto de vista de la marca.

Todos sabemos hoy en día a qué aspira a ser Berlín o Dubai. En cambio, nos cuesta más saber cuál es la aspiración de la ciudad de Barcelona.

José Antonio Donaire

¿Qué propone usted?

Planteo la necesidad de un plan de acción muy urgente que intentase dos cosas. En primer lugar, contrarrestar la visión negativa de la ciudad con elementos positivos. Esto sería una acción a corto plazo.

¿Y luego?

Es muy importante y muy necesaria una reflexión más pausada que determine el rumbo de la ciudad en términos de estrategia urbana e imagen exterior. Es decir, definir qué quiere ser la ciudad y qué quiere explicar.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.