Diario 5766 15.12.2019 | 21:44
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El fabricante de flota crea un panel de seguridad que hará reportes inmediatos al CEO de la empresa

Boeing ata en corto a su equipo de ingeniería tras los accidentes del 737

3 septiembre, 2019
  • Boeing está evaluando cambios en su estructura de informes internos para identificar las preocupaciones de seguridad sobre su avión 737 MAX
  • El objetivo es garantizar que el CEO Dennis Muilenburg y la alta dirección de la empresa sean informados sobre las decisiones de ingeniería
  • Tras los dos accidentes del MAX, Boeing considera formar un comité permanente para examinar el diseño y desarrollo de nuevos aviones

Boeing está evaluando cambios en su estructura de informes internos para identificar mejor las preocupaciones de seguridad sobre su avión 737 MAX, a fin de para garantizar que el CEO Dennis Muilenburg y otros miembros de la alta dirección de la empresa sean informados sobre las decisiones de ingeniería, después de los accidentes mortales registrados por dos aparatos de ese modelo. El fabricante aeronáutico estadounidense está considerando, asimismo, formar un comité permanente para examinar el diseño y desarrollo de nuevos aviones.

El fabricante debe repensar las líneas de informes en los que deberá incluir las preocupaciones planteadas por los trabajadores de nivel inferior, de acuerdo con las nuevas recomendaciones de un panel interno de revisión de seguridad.

Las recomendaciones de este cuerpo fueron presentadas al directorio de Boeing el fin de semana pasado, según una información de Reuters que fue confirmada por la compañía. En un comunicado, Boeing dijo que está "agradecido por los esfuerzos del comité especial y que hará cualquier anuncio sobre su trabajo en el momento apropiado".

Los cambios serían los primeros pasos concretos dados por Boeing para revisar sus operaciones a medida que la golpeada compañía lidia con una crisis en torno a su avión de mayores ventas.

El MAX ha estado vetado en todo el mundo desde mediados de marzo pasado, después de que se produjera un segundo accidente con el mismo modelo, causando la muerte entre ambos siniestros a 346 personas.

Boeing formó el panel de revisión único este año para evaluar sus operaciones y garantizar que el desarrollo futuro de aeronaves evite pasos en falso que comprometan la seguridad en el modelo MAX. Muilenburg ya ha comenzado a recibir informes periódicos sobre problemas de seguridad planteados por ingenieros en toda la empresa con sede en Chicago.

En comentarios públicos, los funcionarios de Boeing han enfatizado un compromiso con la seguridad al tratar de recuperar la confianza de los escépticos pasajeros, inversores, clientes y reguladores. La compañía enfrenta investigaciones civiles y del Congreso, así como decenas de demandas de las familias de las víctimas de accidentes.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.