Diario 5747 23.11.2019 | 00:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Hasta el 21 de noviembre

Italia concede a Alitalia la séptima prórroga para tener un plan industrial

24 octubre, 2019

Alitalia, en administración concursal desde mayo de 2017, y su principal accionista Ferrovie dello Stato (FS) han vuelto a solicitar una prórroga para presentar un plan industrial que le permita salir a flote y convencer a socios privados de que inviertan en su capital. El Gobierno italiano le ha concedido esta vez un plazo hasta el 21 de noviembre. Es la séptima prórroga que solicita la aerolínea que no tiene beneficios desde 2002.

La estatal italiana de ferrocarriles asumió el compromiso de elaborar un plan en octubre del año pasado y debía haberlo publicado antes del 31 de enero, pero fue retrasado hasta el 31 de marzo. Posteriormente, siguieron nuevas prórrogas hasta el 30 de abril, el 15 de junio, el 15 de julio, el 15 de septiembre y el 15 de octubre.

El ministro italiano de Desarrollo Económico, Stefano Patuanelli, ha autorizado este nuevo aplazamiento con dos condiciones: la intervención directa de los administradores concursales y un debate inmediato con los interesados; y que haya una actualización diaria sobre el progreso de las negociaciones, según un comunicado.

Además de Ferrovie dello Stato, en el proyecto de rescate de la aerolínea italiana participan la concesionaria de autopistas Atlantia, propiedad de la familia Benetton y socia de la española ACS en Abertis, el Ministerio de Economía italiano y la aerolínea estadounidense Delta Airlines (ver: Completo el consorcio que rescatará a Alitalia, pero aún falta un plan).

En las últimas semanas, la aerolínea alemana Lufthansa se ha interesado por alcanzar algún tipo de colaboración comercial con la empresa italiana, algo que rechaza la ferroviaria italiana, pues quiere que se involucre en el proyecto, con la inversión y el riesgo que todo negocio conlleva.

Por otra parte, está Atlantia que está presionando para participar en el rescate de Alitalia a cambio de que el Gobierno no retire las concesiones a su filial Autostrade per l'Italia, responsable del mantenimiento del puente que se hundió en Génova en agosto de 2018, un accidente en el que murieron 43 personas.

La Comisión Europea (CE) investiga si fue una ayuda de Estado ilegal, mientras en Italia el diario económico "Il Sole 24 Ore" señala que el Ejecutivo italiano estudia entregar otro crédito de 350 millones.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.