Diario 5904 26.05.2020 | 14:56
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Modificación puntual de la Ley de Viajes Combinados

Luz verde para que las agencias puedan emitir bonos en lugar de reembolsar

ACAVE valora positivamente la medida aprobada por el Gobierno, aunque mantendrá las denuncias a las aerolíneas 31 marzo, 2020
  • La flexibilización de la normativa de viajes combinados había sido planteada por las patronales del sector ante el Ministerio de Consumo
  • En aquellos casos en que los proveedores reembolsen con bonos, las agencias de viajes también podrán hacerlo
  • La modificación también amplía hasta a 60 días el plazo que disponen las agencias para efectuar reembolsos

El Gobierno español ha aprobado hoy una modificación puntual y temporal de la normativa de viajes combinados, una demanda que las diferentes patronales del sector venían haciendo desde el inicio de la crisis del coronavirus y la oleada de cancelaciones, según ha informado ACAVE. Esta asociación, formada por 500 agencias de viajes, ha valorado positivamente dicha medida, pero advierte que mantendrá las denuncias a las compañías aéreas.

La flexibilización de la normativa de viajes combinados había sido planteada por las patronales del sector ante el Ministerio de Consumo hace ya varias semanas. "Esta medida se ha tomado con carácter excepcional ante la situación provocada por el COVID-19", recuerda ACAVE.

Y es que según explica esta asociación de agencias de viajes con más de 500 empresas asociadas, "con la modificación aprobada, en aquellos casos en que los proveedores reembolsen con bonos, las agencias de viajes también podrán efectuar los reembolsos de dichos servicios con bonos, que podrán ser canjeables en efectivo por los consumidores al cabo de un año una vez finalizado el estado de alarma, si estos no son utilizados".

ACAVe considera que esta flexibilización puede ser "una solución para aquellos supuestos en que los diferentes proveedores que intervienen en un viaje combinado no disponen de una normativa propia que les obligue a efectuar los reembolsos en efectivo".

La modificación aprobada también amplía hasta a 60 días el plazo que disponen las agencias de viajes para poder efectuar los reembolsos a sus clientes.

"Ello les permite que, ante el aluvión de cancelaciones por el COVID-19, las agencias de viajes puedan gestionar debidamente con todos los proveedores la cancelación de los servicios (aerolíneas, alojamientos y actividades) y hacer todo lo que este a su alcance para conseguir el reembolso de los mismos en beneficio de sus clientes", añade dicha asociación.

Imagen de archivo de una agencia de viajes

Denuncias a aerolíneas

Cabe recordar que en los últimos días, ACAVE ha presentado ante AESA denuncias a un total de 22 compañías aéreas que incumplen el compromiso de restituir en metálico el importe de los billetes cancelados tal como prevé el Reglamento europeo 261/2004.

"Todas estas denuncias se mantendrán: ACAVE sostiene que el Reglamento 261/2004 solo prevé el bono en aquellos supuestos en que el viajero esté de acuerdo con este medio de reembolso, pudiendo optar el pasajero siempre por el reembolso en efectivo si no está de acuerdo con el bono", recuerda la asociación.

"ACAVE seguirá exigiendo la aplicación del mismo para todos los vuelos con salida de un país comunitario y para todos los vuelos con llegada a un país comunitario y operados por una compañía aérea comunitaria".

Asimismo, "ACAVe seguirá ejerciendo su labor de lobby a nivel europeo para oponerse a la nueva guía interpretativa del Reglamento CE 261/2004 que las compañías aéreas han solicitado a la Comisión Europea realizar ante el escenario del COVID-19, a fin de que las aerolíneas tengan siempre la posibilidad de efectuar los reembolsos en bonos en lugar de efectivo. Las compañías aéreas alegan que el reembolso masivo de billetes supondría la quiebra de muchas de estas empresas".

Riesgo para los consumidores

ACAVE informa que "seguirá abogando por que la Comisión Europea se centre en solventar el principal riesgo que plantea esta crisis para los consumidores: el riesgo de perder el dinero pagado en el caso de que una compañía aérea declare la quiebra".

En este sentido, "hace años que ACAVE y ECTAA advierten de la necesidad de crear un sistema de garantías para este tipo de casos como el que ya existe para el sector de las agencias de viajes y que recientemente permitió dar respuesta a todos los clientes de Thomas Cook cuando esta agencia quebró el pasado año". Ese esquema de protección que se aplicó para Thomas Cook, llamado ATOL, sin embargo, solo funciona en el Reino Unido.

ACAVE: "Resultaría abusivo si ahora la Comisión Europea autorizara que las aerolíneas pudieran, sin contar con el acuerdo de los pasajeros, emitir bonos sin ningún tipo de garantía"

"Los enormes costes de compensación y de repatriación de clientes quedaron compensados por el sistema de garantías. No obstante, IATA y las compañías aéreas se han opuesto históricamente a crear un sistema análogo de garantías, lo que ha supuesto de facto trasladar el coste de reembolso y repatriaciones a sus clientes y al erario público", lamenta la asociación de agencias de viajes.

Por todo ello, ACAVe entiende que "resultaría sumamente injusto y abusivo si ahora la Comisión Europea autorizara una interpretación del Reglamento 261/2004 que permitiera que las compañías aéreas pudieran, sin contar con el acuerdo expreso de los pasajeros a tal efecto, emitir bonos sin ningún tipo de garantía en lugar de reembolsos en efectivo, tal como pretenden y están haciendo ya algunas aerolíneas".

Ver también

Satisfacción de UNAV

Según apunta José Luis Méndez, presidente de UNAV, el sistema de bonos aprobado por el Gobierno constituye una “magnífica noticia que alivia a un sector maltratado y, sobre todo, que confiere a los consumidores mayores garantías, pues tal y como estaba ahora generaba un verdadero problema tanto a las agencias como a los viajeros”.

De acuerdo con Méndez, la implantación unilateral del sistema de bonos por parte de las compañías aéreas creaba a las agencias de viajes “un verdadero problema” tanto a los clientes como a las agencias y situaba a estos últimos “en un plano de verdadera indefensión para cumplir con la Ley de Viajes Combinados”.

La implantación unilateral del sistema de bonos por parte de las aerolíneas creaba a las agencias de viajes "un verdadero problema”

Esta medida, impulsada por el Ministerio de Consumo a instancias de CEAV, UNAV y ACAVe, "se justifica porque las agencias quedaban desprotegidas, dado que tenían que anticipar el dinero a los clientes, ya que actúan como intermediarios de aerolíneas, hoteles u otras compañías", añade Méndez.

"Ante la crisis sanitaria actual, varios países europeos, entre ellos Francia, ya habían autorizado este sistema", recuerda UNAV.

Hosteltur Intermediación

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.