Diario 5379 19.09.2018 | 15:50
Hosteltur: Noticias de turismo
Otras ciudades europeas sí aplican tasas

Barcelona ya no quiere una tasa turística sino parte del IVA que recauda el turismo

Xavier Trias, el nuevo alcalde, cree que un impuesto por pernoctación no sería efectivo 30 septiembre, 2011
  • "El dinero que genera el turismo tiene que repercutir sobre las zonas de la ciudad que más turistas atraen"

Giro de 180 grados en la estrategia del Ayuntamiento de Barcelona. El nuevo equipo de gobierno municipal de CiU ha enterrado definitivamente la propuesta de crear un impuesto turístico, tal como habían planteado los anteriores gobiernos de coalición de izquierdas. El nuevo alcalde, Xavier Trias, sostiene que un impuesto vinculado a las pernoctaciones hoteleras generaría "unos ingresos reducidos" y "yo soy mucho más ambicioso". Por ello, pide una parte del IVA que recauda el turismo.

El anterior proyecto de poner en marcha una tasa turística de 1 euro por cada noche de hotel, similar a lo que ya aplican otras ciudades europeas, de haberse aplicado habría generado cerca de doce millones de euros anuales. Por ejemplo, Venecia, Florencia y Roma han introducido un impuesto turístico en 2011.

Dicha cantidad se habría destinado principalmente a la promoción turística de Barcelona, según los planes de los anteriores gobernantes municipales. En cualquier caso, el impuesto turístico que pedía Barcelona fue vetado por el Congreso incluso y además los hoteleros de Barcelona estaban en contra de cualquier tasa turística.

Pero según manifestó ayer el nuevo alcalde, en realidad la ciudad necesita mucho más dinero. Y no sólo para la promoción turística, sino para compensar con más servicios y equipamientos aquellos barrios de la ciudad que más sufren los efectos de una actividad turística que ha ido al alza. En este sentido, cabe recordar que Barcelona ha tenido un verano récord.

"Nuestro reto y obsesión es cambiar el sistema de financiación y por eso queremos una participación del IVA", dice Trias.

"La ciudad recibe millones de turistas, el Estado obtiene unos ingresos por esta actividad y no puede ser que nosotros no participemos de esa riqueza", añade el alcalde.

En este sentido, cabe recordar que Barcelona se ha consolidado en el top 5 de ciudades europeas, tras recibir 7,13 millones de turistas en 2010 que generaron 14,07 millones de pernoctaciones hoteleras, lo que supuso crecimientos interanuales del 10,15% y del 9,6% respectivamente.

Por tanto, dijo ayer Xavier Trias, "el dinero que genera el turismo tiene que repercutir sobre las zonas de la ciudad que más turistas atraen". El riesgo, admite el alcalde, es que aumente el rechazo social al turismo "si los vecinos sólo ven las molestias".

Y eso que el turismo "es una bendición, muy importante hoy en día para esta ciudad", remarcó el alcalde.

De hecho, el turismo representa ya el 15% del PIB de Barcelona. Y según una encuesta encargada por el Ayuntamiento, el 61,5% de la población reconoce que el turismo es el sector que más riqueza aporta a la ciudad. Dicha percepción la tenía el 45% de la población en febrero de 2010.

"El turismo es un sector clave para el crecimiento económico y para salir de la crisis", concluye el alcalde.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.