Diario 5354 21.08.2018 | 18:11
Hosteltur: Noticias de turismo
El 90% de sus proyectos están fuera de España

Meliá Hotels International cuenta con 41 hoteles firmados y más de 12.000 habitaciones

Su objetivo es crecer en segmentos premium y upscale 1 marzo, 2013

El actual pipeline (hoteles firmados y en proceso de apertura) de Meliá Hotels International incluye 41 hoteles y 12.405 habitaciones.

Así lo ha informado la hotelera que este miércoles ha presentado sus resultados económicos anuales. Tal y como informó HOSTELTUR noticias de turismo, “Meliá Hotels International redujo beneficios un 7% en 2012” e ingresó 1.362,4 millones de euros.

Según ha informado la cadena, el 91% de sus proyectos en desarrollo pertenece a los segmentos upscale y Premium y el 90% se situará fuera de España, todos ellos con contratos de management o alquiler varible, siguiendo así con su apuesta tanto por la expansió internacional, como por las fórmulas poco intensivas en capital. Meliá continuará con su ritmo de crecimiento en 2013: una apertura cada tres semanas.

Latinoamérica es uno de los focos de su expansión, donde experimentó un incremento del 30% de RevPAR en sus resorts del Caribe. Pero el mayor crecimiento a nivel mundial lo ha obtenido en la región de Asia-Pacífico, donde ha doblado su portfolio en los últimos dos años, gracias a la incorporación de hoteles en Indonesia, China y Vietnam. Esta región seguirá siendo una de sus prioridades. De hecho este jueves la compañía anunciaba una nueva incorporación con la que la marca Innside by Meliá llegará en Asia en 2015.

La compañía también prevé crecer en las principales capitales europeas. En España desarrollará un “crecimiento selectivo”, con productos de referencia e innovadores que aporten un alto valor al portafolio de la compañía. Según explicó el vicepresidente y consejero delegado de la cadena, Gabriel Escarrer en Fitur, las marcas de la compañía más propicias para el país son Innside byMeliá (bajo la que acaban de abrir sus dos primeros hoteles en Madrid según “Innside by Meliá lanza sus primeros hoteles en España”) y Tryp by Wyndham y las ciudades claves serán Madrid y Barcelona. Pero principalmente su estrategia será internacional.

Y es que entre las divisiones distinguidas por la compañía para analizar sus resultados, la división 'España urbano' fue la que peor comportamiento experimentó, con una disminución del RevPAR del 2,8%, vinculado a la desaceleración tanto de los niveles de ocupación (-1%) como de tarifas (-1,8%). Hablamos de los hoteles no pertenecientes a marcas premium situados en las ciudades españolas, y que, con la excepción de Barcelona y Bilbao, terminaron 2012 con cifras negativas. Esta tendencia acusa la falta de actividad del segmento grupos, fundamentalmente Meetings and Events (MICE), escalas aéreas y tripulaciones, afectados por la menor actividad económica y los programas de ahorro de empresas y aerolíneas. Desde la cadena explican que si en el cómputo se incluyeran los hoteles upscale y premium de Madrid y Barcelona (con un 62% de clientela internacional) el RevPAR resultante para el conjunto de ciudades españolas se mantendría en el -0,2%. Respecto al comienzo de 2013, durante el primer trimestre se ha observado la persistencia de la baja demanda en todos los segmentos de negocios, especialmente en la actividad de MICE, que la compañía trata de paliar potenciando el segmento de ocio individual a las ciudades a través de ofertas en melia.com, de una mayor respaldo de las agencias de viajes online y de acuerdos con mercados alternativos de países emisores emergentes como Brasil o Rusia, siendo la nota más positiva en este complejo entorno de negocio la buena marcha de las negociaciones con cuentas-clave.

Sobre las prioridades para 2013, Escarrer afirma que “el foco fundamental seguirá puesto en nuestra internacionalización como compañía gestora de alta excelencia, la consolidación de nuestro balance y, en España, en la optimización de nuestra estructura y portfolio en el marco de nuestro Plan de Contingencia, preparándonos para liderar el proceso de recuperación que, de apuntalarse la mejora en las principales magnitudes macroeconómicas, podría iniciar nuestro sector en el año 2014”.

Mirando hacia 2013 y 2014, la compañía reitera también su compromiso de fortalecer la situación financiera del grupo, esperando una fuerte reducción de la deuda a la finalización de 2014, en que culminará el Plan Estratégico de la Compañía para 2012-2014. Para ello, el grupo se impone un objetivo dual de reestructuración de deuda y desapalancamiento para los años 2013 y 2014, dentro del cual se considerará también el apalancamiento sobre los activos no hipotecados del grupo: 46 hoteles, cuyo valor asciende a 1.500 millones de euros. En cuanto al objetivo de reducción progresiva de la deuda, la compañía espera dedicar el flujo de caja libre y ventas de activos a reducir de manera consistente el endeudamiento en el periodo de 2013 y 2014.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.