Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los gobiernos español y británico alcanzan un acuerdo in extremis el último día del año, antes de que entrara en vigor el Brexit

Gibraltar, abierto al espacio Schengen controlado por España

2 enero, 2021

Después de seis meses de negociación, España y el Reino Unido han alcanzado in extremis, el último día del año 2020, 31 de diciembre, poco antes de que entrara en vigor el Brexit, un principio de acuerdo que abre el espacio Schengen en Gibraltar, supervisado por España y que tendrá un impacto histórico en la relación fronteriza dado que eliminará la denominada Verja, hasta ahora el control de acceso al Peñón, que pasa a ser un territorio sin fronteras con la Unión Europea (ver: España y el Reino Unido negocian que Gibraltar se una al espacio Schengen).

Tras dos días de negociaciones hasta altas horas de la noche, la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González-Laya, ha actuado de portavoz del fin de las negociaciones y el acuerdo final que no deja a Gibraltar fuera del acuerdo Brexit y del espacio Schegen con todas las consecuencias, especialmente para los turistas europeos y los profesionales y miles de trabajadores españoles que ingresan a diario sin molestos trámites mientras el Reino Unido formó parte de la Unión Europea (UE).

La ministra española ha destacado que “hoy es un día para la esperanza", al anunciar que se había logrado un consenso en torno a la "necesidad de gestionar nuestra interdependencia a partir de la corresponsabilidad". No obstante, es un principio de acuerdo que deberá ser ratificado y convertirse en un complejo tratado entre el Bloque europeo y el Gobierno británico.

El Aeropuerto de Gibraltar estará bajo el control de la Unión Europea, ejercido por uno de sus Estados miembros, en este caso, España

El proyecto de convenio establece que se aplicarán las normas del espacio Schengen en Gibraltar, ahora sin fronteras con la UE, y deberá estar bajo la supervisión de un Estado miembro de la UE, que pasa a tener el control fronterizo, así como se aplica en otros territorios no comunitarios, y que, en este caso, es España la responsable de los controles del aeropuerto y el puerto del Peñón. Es lo que permite “derribar la Verja”, según González-Laya.

En los primeros cuatro años, esa vigilancia será proporcionada por efectivos de la Agencia Europea de Fronteras, Frontex, lo que eliminó una de las trabas para un acuerdo, debido a la negativa británica a que estuviera a cargo de la policía española.

Desde el 1 de enero y hasta que Bruselas y el Reino Unido suscriban el tratado, en Gibraltar, que se convierte mientras tanto en una frontera exterior de la UE, serán aplicados los instrumentos que contempla el espacio Schengen para aligerar el tránsito por el control fronterizo. La población de Peñón, de la que un 96% votó en contra del Brexit, tendrá permitido circular sin pasaporte ni visado, al igual que los europeos, mientras que los británicos no tendrán esa prerrogativa. Es una frontera europea.

González-Laya ha puntualizado que se ha convenido en este acuerdo "sin perjuicio de las pretensiones irrenunciables que ambos tenemos en materia de soberanía. Somos firmes en nuestros principios, a los que no renunciaremos, pero aportamos el progreso que nuestros ciudadanos demandaban".

Ahora, el principio de acuerdo pasa al Ejecutivo comunitario para continuar las negociaciones para su ratificación y conversión en un tratado entre Reino Unido y la Unión Europea, un proceso que podría llevarse seis meses, durante los cuales seguirá el actual régimen pero con mayor flexibilidad.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.