Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La gastronomía hotelera está viviendo un antes y un después

Alimentos y Bebidas, pieza clave en el posicionamiento de marca del hotel

El factor humano y la gestión del talento resultan fundamentales 4 febrero, 2021
  • La gastronomía hotelera también debe enfocarse a generar ocupación de habitaciones y salas de reuniones con el mayor TRevPAR posible
  • La oferta gastronómica en hoteles debe ayudar a generar experiencias diferenciadoras y de impacto positivo o momentos wow que emocionen
  • Que los profesionales estén motivados y sean anfitriones de corazón, creativos y resolutivos, pesa más que los conocimientos técnicos

El principal objetivo de la gastronomía hotelera es, obviamente, prestar un servicio al huésped, pero también generar marca y con ello, ocupación de habitaciones y salas de reuniones, haciéndolo al mayor precio posible y aumentado así el RevPAR (ingresos por habitación disponible). Pero dando un paso más allá, con una gestión excelente de las experiencias gastronómicas se aumenta el TRevPAR (ingresos totales por habitación disponible), y el margen bruto acumulado de los hoteles. Lo cierto es que estamos viviendo un antes y un después en la restauración hotelera y el departamento de Alimentación y Bebidas (F&B por sus siglas en inglés) se ha convertido en pieza clave del posicionamiento de marca hotelera. Así ha quedado constancia en la mesa redonda sobre “La gastronomía en el corporativo hotelero”, organizada por AIDABE (Asociación Iberoamericana de Directores de Alimentos y Bebidas).

La gastronomía hotelera vive un antes y un después, derivado de la necesidad de diferenciarse y de la creciente importancia que ha adquirido la gastronomía en el día a día de los consumidores, así como de la entrada de propietarios y operadores más profesionalizados, que exigen la optimización de todas las actividades de los hoteles.

Para Sergio Mellado, director corporativo de F&B de Catalonia Hotels & Resorts y socio sénior de AIDABE, “Alimentos y Bebidas es fundamental en el posicionamiento de marca del hotel, es una oportunidad y un acelerador de reservas de habitaciones, clave en la decisión de compra”

Por ello la oferta gastronómica en hoteles debe ser muy dinámica, adaptándose al marco político, económico, social y tecnológico, a las modas y tendencias, ayudando a generar experiencias diferenciadoras y de impacto positivo o momentos wow con iniciativas que enamoren y emocionen.

Asimismo el rol del directivo de F&B adquiere día a día un papel más ejecutivo y vinculado a la estrategia. Se espera de él que sea capaz de maximizar el uso de los recursos disponibles en cada momento para crear propuestas de valor hacia los grupos de interés de la empresa.

En este sentido Silvia Aguilar, directora de F&B de Vincci Hoteles, ha destacado que “el plan estratégico que elaboremos y seamos capaces de implementar en cada una de las unidades de negocio del departamento, será el que marque la diferencia entre simplemente sobrevivir o convertirnos en un caso de éxito dentro de la compañía”.

La oferta gastronómica del hotel ayuda a crear marca con experiencias diferenciadoras que también incrementan la rentabilidad de los espacios. En la imagen, el restaurante Trotamundos del Only You Atocha.

El reto, según ha añadido, “debe ser no sólo el cumplimiento de los objetivos orientados a un resultado económico, sino además el ser capaces de adaptarnos a los hábitos de consumo actuales, que cambian y evolucionan de manera muy rápida, teniendo la habilidad de ser ágiles para tomar las decisiones que nos hagan avanzar. Debemos estar alerta, siempre preparados y ser eficientes en todo momento”.

En esta misma línea Sergio Mellado ha subrayado que “el corporativo de F&B crea, organiza e implementa una oferta gastronómica sostenible, rentable y adecuada al cliente objetivo; estandariza y construye marca”. Y a todo ello se añade, como ha incidido Segundo López, director del departamento de NH Hotel Group, “un perfil más empático con compañeros y clientes, así como con proveedores, instituciones, etc. Un diseñador de experiencias de cliente”.

Gestor en situaciones de recursos limitados, oyente activo, adaptable, resuelto, creativo e innovador, analítico, líder, son alguna de las características que los profesionales reunidos por AIDABE destacaron de los F&B corporativos o a nivel de unidad estratégica de negocios

Factor humano y gestión del talento

Por todo ello resultan claves el factor humano y la gestión del talento, en un área de la industria caracterizada por la intensidad de mano de obra y el valor añadido de contar con profesionales motivados, anfitriones de corazón, creativos y resolutivos. Valores que pesan más incluso que el propio conocimiento técnico, que si bien es muy necesario, no marca siempre la diferencia.

Precisamente este puesto es uno de los perfiles profesionales más demandados en los hoteles pos-COVID, según ha publicado HOSTELTUR noticias de turismo.

La calidad, en palabras de Sergio Mellado, “es la suma de diferentes calidades, y entre éstas destacan las personas”. A partir de una adecuada actitud se pueden y deben trabajar las competencias de cada colaborador, siendo ésta una de las principales labores del corporativo: desarrollar equipos fuertemente motivados y autodirigidos, que es clave y a la vez reto.

Todo con la vista puesta en el momento en el que las personas quieran volver a viajar y tener experiencias gastronómicas en entornos hoteleros. A corto plazo el foco está puesto en trasmitir seguridad y a medio o largo ya se está trabajando en propuestas ultrapersonalizadas de la mano de la tecnología.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.