Diario 5383 24.09.2018 | 01:39
Hosteltur: Noticias de turismo
Un análisis de José Manuel de la Rosa

La delicada situación de los grupos de gestión facilita el camino a las franquicias

9 abril, 2013

Análisis / El expediente abierto por Competencia a los grupos de gestión de agencias de viajes está resultando una pesada losa, pese a que todavía quedan meses para conocer el dictamen. Mientras, las franquicias aprovechan para postularse como la fórmula alternativa ante las pequeñas agencias de viajes. 

Cuando hace 20 años comenzaron a aparecer los grupos de gestión las pequeñas y medianas agencias de viajes vieron en esta fórmula la opción para competir con las grandes redes con sus mismas armas, dada la función de grupo de compra que aquellos asumieron, y las consiguientes mejores condiciones que lograban de los proveedores.

Aquella eclosión de grupos de gestión se produjo a lo largo de los años 90 y coincidió con los sonadas quiebras de varias franquicias de agencias de viajes como Viajes Pineda, Alpitours o Hippo Viajes, cuyos casos ayudaron a afianzar el modelo de los grupos hasta el punto de que más del 80% de las agencias independientes pertenecía a uno de ellos.

Pero aquellos cierres tempestuosos de las mencionadas franquicias se olvidaron y en los últimos años se han consolidado nuevas marcas a la vez que las grandes redes también han apostado por esa fórmula, haciendo clara sombra a los grupos de gestión como modelo alternativo.

Y esto ha ocurrido después de una primera etapa en que los propios grupos de gestión se beneficiaron de la creación de franquicias, dado que muchas de ellas se integraban, curiosamente, en aquellos.

Pero aquellos tiempos han pasado, como lo demuestra el último capítulo protagonizado por el grupo Airmet y la franquicia Almeida. La franquicia dice que se han salido del Airmet, y el grupo que han sido ellos los que expulsaron a la franquicia. El caso es que actualmente franquicias y grupos siguen caminos separados y aquellas aspiran a sustituir a estos.

Y esa aspiración de alternativa de las franquicias se basa sobre todo en lo que se consideran previsibles consecuencias del expediente abierto por Competencia a los grupos de gestión, y cuya resolución, si culminara en sanción, supondría un muy duro y casi definitivo golpe.

Grupos de gestión vs franquicias ¿Marca o independencia empresarial?

Mientras, cada fórmula de negocio defiende su modelo. Los grupos de gestión ponen en valor la libertad empresarial que tienen sus agencias de viajes integradas, que no tienen que encorsetarse en “el uniforme” de la franquicia.

Por su parte, las franquicias ponen en la mesa el poder del paraguas de su marca y del aprovechamiento de las campañas que llevan a cabo para promocionarla que supone para la agencia.

Y ambos modelos compiten en la misma ventaja de su fuerza de venta de cara a conseguir mejores condiciones de comisiones de los proveedores.

El futuro está abierto. Las pequeñas y medianas agencias de viajes tienen ahora más opciones que nunca para decidir bajo qué paraguas buscar las herramientas para competir (o integrarse) con las grandes redes y las online.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.