Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Están prohibidos en España desde marzo de 2020

El sector urge al Gobierno a reactivar los cruceros internacionales

Más de 60 asociaciones y empresas turísticas han firmado una manifiesto para que se levante el veto a la entrada de barcos procedentes de otros países 26 mayo, 2021 Premium
  • Esta actividad genera un impacto de 6.000 millones de euros en la economía española y 50.000 empleos -directos e indirectos-
  • Más de 400.000 pasajeros han navegado desde julio del año pasado en Europa y Asia sin que se hayan registrado incidencias
  • El 95% de estos viajes se comercializa a través de las agencias de viajes, una de las actividades más castigadas por la pandemia

Los cruceros internacionales están prohibidos en España desde marzo de 2020 debido a la pandemia de la COVID-19, solo se permiten los domésticos –en Canarias están operativos desde noviembre-, mientras que en muchos países competidores del Mediterráneo están permitidos desde el pasado año. Ante la proximidad del verano y el riesgo de perder competitividad frente a otros destinos, la Mesa del Turismo, la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) han presentado hoy un manifiesto, al que se han sumado más de 60 asociaciones y empresas del sector, para exigir que se levante el veto a los cruceros internacionales.

Desde el sector no se entiende que se pueda acceder a nuestro país por avión, automóvil e incluso tren, pero no se pueda hacer en barco, cuando además las navieras han implantado todos los protocolos para garantizar seguridad de los pasajeros, según ha indicado el presidente de CEAV, Carlos Garrido, en la presentación del manifiesto.

El Ministerio de Sanidad ha aprobado el marco para la reanudación de los cruceros internacionales, pero el sector critica que todavía no hay fecha para su entrada en vigor

Además, Garrido ha recordado que los cruceros son una parte muy importante de las ventas de las agencias de viajes, que apenas han recuperado actividad 16 meses después del inicio de la crisis sanitaria, ya que el 95% de estos viajes se comercializa a través de las minoristas.

El presidente de la Mesa del Turismo, Joan Molas, ha destacado que los cruceros aportan un gran volumen de pernoctaciones a las ciudades que acogen la entrada y salida de los barcos, al tiempo que generan una gran actividad para otros segmentos turísticos, como restaurantes, transportes o comercios.

"Es necesario poner en marcha cuanto antes los cruceros internacionales", ha añadido, ya que esta actividad tiene un impacto de 6.000 millones de euros en la economía española y que genera 50.000 empleos -directos e indirectos-, según ha destacado Molas.

Para el director general de CLIA, Alfredo Serrano, la situación de España "supone una anomalía", ya que los cruceros están operando en el Mediterráneo y en otras zonas del mundo desde hace meses. De hecho, ha explicado que más de 400.000 pasajeros han navegado desde julio del año pasado en Europa y Asia sin que se hayan registrado incidencias, 80.000 solo en Canarias. Por tanto, "pedimos que nos dejen operar", ha aseverado.

Un gran número de países de nuestro entorno han reactivado los cruceros y otros han elaborado un marco regulatorio que ha permitido su reanudación desde el año pasado basándose en las directivas de la Unión Europea. Como ha sucedido en Italia, Grecia, Chipre, Malta, Suecia, Dinamarca y Reino Unido, entre otros.

Joan Molas, presidente de la Mesa del Turismo; Carlos Garrido, presidente de CEAV, y Alfredo Serrano, director general de CLIA.

Serrano ha recordado que España ocupa el segundo puesto en Europa como destino receptor de turismo, con casi 11 millones de pasajeros anuales en los puertos de nuestro país antes de la pandemia, pero la actual situación pone en riesgo esta posición, ya que si no se autoriza la llegada de los cruceros internacionales, las navieras podrían buscar otros destinos.

Cruceros nacionales

Ante la prohibición de cruceros internacionales, varias comunidades autónomas promovieron los cruceros domésticos y todas las regiones del Mediterráneo han emitido sus propios protocolos. La primera en hacerlo fue Canarias, que comenzó a operar en noviembre con rutas entre las islas y más de 80.000 turistas alemanes han podido realizar un viaje en barco dentro del archipiélago desde esa fecha.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.