Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los alojamientos asociados a AEHCOS cierran un agosto positivo gracias al turista nacional

Los hoteles de la Costa del Sol, preocupados por la demanda internacional

A la debilidad del turismo extranjero se le suma la incertidumbre de las reservas de última hora 30 agosto, 2021 Premium

Satisfacción moderada. Así resumen desde la Asociación de Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS) el balance de agosto, el mes turístico por excelencia en la provincia de Málaga. Se ha cerrado con un 76,42% de ocupación, gracias a los turistas nacionales, que han representado el 69% de la demanda, mientras que solo el 31% han sido extranjeros. Se trata de una circunstancia que preocupa mucho al sector hotelero malagueño, como también lo ha advertido la patronal nacional CEHAT.

El presidente de AEHCOS, José Luque, se ha mostrado "moderadamente satisfecho" por la ocupación hotelera de agosto, pero confiesa también una "enorme preocupación" por la demanda internacional, que "ha estado muy por debajo de lo esperado".

Tanto es así que ha supuesto un 14,83% de bajada con respecto a los resultados obtenidos en agosto de 2019 (89,73%), año que la asociación toma como referencia.

La asociación confiesa abiertamente que "los turistas nacionales han salvado la temporada de un verano atípico".

Por zonas, la costa oriental (Nerja, Frigiliana y Torrox) ha liderado el ranking de ocupación, con un 91,2%.

Le siguen Marbella y San Pedro Alcántara, con un 87,34%, y Málaga capital, con un 87,27%.

Meses de incertidumbre

Por la experiencia acumulada de años anteriores, se prevé que la demanda nacional disminuya de manera notable en los próximos meses, de ahí que AEHCOS "mire con incertidumbre y gran preocupación los meses venideros, especialmente en las zonas costeras que trabajan en mayor porcentaje con mercados internacionales y donde la turoperación no termina de recuperarse".

Localidad de Frigiliana, donde sus alojamientos han logrado en agosto una ocupación de más del 90%.

Los hoteleros señalan que aún es pronto para predecir qué ocurrirá en la temporada otoño-invierno, pero reconocen que es un periodo en el que serán fundamentales las operaciones del aeropuerto de Málaga con las conexiones fuera de España, sobre todo para los destinos vacacionales y de costa y menos para los urbanos, en los que "probablemente se observe un mejor comportamiento".

Poco margen de maniobra

Otro de los problemas a los que tiene que hacer frente el sector viene derivado de que la demanda está demasiado cercana a las fechas de reserva, como atestiguan las últimas estadísticas de TravelgateX.

Estas reservas de última hora provocan "incertidumbre" en los hoteleros, que se encuentran con "poca capacidad de previsión sobre el futuro".

Para José Luque, esta nueva situación provocada por la pandemia, con la consiguiente flexibilidad de las políticas de cancelación, "dificultan no solo las previsiones de aprovisionamiento de mercaderías, sino fundamentalmente la incorporación del personal a sus puestos de trabajo y la escasa antelación con la que los empresarios cuentan para avisar a sus trabajadores".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.