Edición España. Para frenar el avance de una nueva sexta ola de COVID

Europa se blinda con nuevas restricciones para no vacunados

15 noviembre, 2021
  • Austria aprueba el confinamiento parcial de aquellos ciudadanos que no estén vacunados contra la COVID
  • En Alemania, estados como Sajonia, Baviera o Berlín, han introducido restricciones para no vacunados
  • Francia exige una tercera dosis de la vacuna para todos los mayores de 65 para renovar el pase sanitario

Hace tan solo unos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba de que la pandemia de coronavirus pueda causar en Europa medio millón de muertos más hasta principios de febrero, en un momento en el que el continente registra un alarmante aumento de los contagios. Ante esta amenaza creciente los países europeos empiezan a blindarse para frenar el avance de una sexta ola de COVID-19, aumentando la presión con más restricciones aquellas a personas que aún no se han inmunizado contra el virus, en aras de atajar lo que se ha bautizado como "pandemia de los no vacunados". Uno de los que ha adoptado medidas más drásticas es Austria, que desde esta medianoche aplica un confinamiento parcial exclusivamente para personas no vacunadas o no curadas de COVID-19. Estos ciudadanos deberán permanecer en su domicilio salvo para ir al trabajo, hacer pequeños recados o para acudir a un tratamiento, las mismas medidas que se plantearon en anteriores confinamientos.

Así, cerca de dos millones de personas que no han sido completamente vacunadas tendrán que cumplir con este confinamiento parcial, del que quedan excluidos los niños menores de doce años, por lo que las escuelas continúan funcionando sin cambios, informa Kronen Zeitung.

"Todos sabemos que el riesgo de las personas no vacunadas es muchas veces mayor. Por lo tanto, nos vemos obligados a tomar estas medidas drásticas. No estamos tomando esta decisión a la ligera, pero lamentablemente es necesario", explicó el canciller federal, Alexander Schallenberg, que apuntó que los estados federales pueden decretar normas aún más estrictas.

"La situación es seria. La cuarta ola (de la pandemia) nos afecta plenamente. Eso se debe a la variante delta pero también se debe a la baja cuota de vacunación", remarcó ante la prensa

Al respecto, constató cómo si no se vacuna a suficientes personas, no se podrá salir nunca de este “círculo vicioso”. La medida se aplicará durante un periodo inicial de diez días, con la posibilidad de ser luego extendida, lo que requerirá una nueva votación parlamentaria.

Una tienda en Alemania. Foto: EFE.

Aproximadamente el 65% de la población de Austria está completamente vacunada, una de las tasas más bajas de Europa Occidental. Paralelamente, la tasa de contagios a siete días es de más de 800 casos por cada 100.000 personas, una de las más altas de Europa.

Récord de contagios en Alemania

Pero solo Austria está endureciendo sus restricciones. Precisamente, en la vecina Alemania la nueva ola se atribuye especialmente a la débil tasa de vacunación, con un 70,1% de población que ha recibido al menos una dosis y solo un 67,5% con la pauta completa, según los datos que ofrece hoy el Instituto Robert Koch (RKI).

Así, estados especialmente afectados, como Sajonia, Baviera o recientemente Berlín, han introducido nuevas restricciones para las personas no vacunadas. Por ejemplo, en la capital los no vacunados no podrán acceder a restaurantes sin terraza, bares, gimnasios o peluquerías, ni siquiera si presentan un test negativo

También en Sajonia el acceso a restaurantes y lugares de reunión interiores solo se permite ya a vacunados o recuperados.

Y es que en Alemania la nueva ola de SARS-CoV-2 llevó el pasado jueves al alcanzar un récord de 50.196 nuevos positivos por coronavirus, una cifra que superó con creces los algo menos de 40.000 contagios de la jornada anterior.

Asimismo, según los datos de este lunes la incidencia acumulada a siete días es de 303 casos por 100.000 habitantes, un nuevo récord después de que el lunes pasado se superara la barrera de una IA de 200 casos desde que arrancara la crisis sanitaria.

En estas circunstancias, las autoridades alemanas amenazan con nuevos cierres y restricciones, mientras que los expertos han reclamado acciones inmediatas para aliviar la tensión en los hospitales

Endurecimiento de las restricciones

En Francia, su presidente, Emmanuel Macron, anunció que las personas de más de 65 años necesitarán recibir una vacuna de refuerzo a mediados de diciembre para contar con un pase de salud válido, el conocido como Pass Sanitaire, utilizado para acceder a lugares públicos como restaurantes o clubes, informa Dw.

"La pandemia no ha acabado", avisó Macron en un discurso televisado, en el que observó que estudios recientes demuestran que la inmunidad de la vacuna disminuye después de seis meses. Por ello, el presidente francés llamó a sus ciudadanos a poner de su parte para evitar una nueva ola

Se da la circunstancia de que Francia cuenta con una de las tasas de vacunación más altas de Europa, con casi el 75% de la población adulta completamente vacunada, si bien pese a estas cifras las infecciones por coronavirus se han disparado un 40% durante la última semana.

Adelanto de los cierres en Países Bajos

También Países Bajos anunciaba nuevas restricciones ante la explosión de nuevos contagios por el coronavirus en el país. El Gobierno ordenaba el cierre de tiendas no esenciales a las 18.00 horas y la hostelería, los supermercados y las farmacias a las 20.00 horas para frenar los casos de COVID-19, al día siguiente de registrarse la cifra más alta de contagios desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, según informa Efe

Asimismo, mantiene el pase COVID para acceder a los negocios hosteleros, cines, teatros, piscinas y gimnasios, así como el uso de las mascarillas en supermercados, tiendas no esenciales, transporte público y edificios oficiales y ya estudia ampliarlo a otros ámbitos

Para obtener este documento en Países Bajos se debe cumplir al menos uno de estos tres requisitos: tener la pauta completa de vacunación, haber pasado la enfermedad recientemente o mostrar un test negativo, un sistema conocido como 3G en países como Alemania o Austria.

Asimismo, los eventos deportivos volverán a jugarse a puerta cerrada las próximas tres semanas, incluidos todos los partidos de la liga de fútbol y el decisivo encuentro clasificatorio para el Mundial de Catar 2022 entre Países Bajos y Noruega.

Certificado COVID en Dinamarca

Por su parte, Dinamarca inauguraba el pasado mes de septiembre la nueva normalidad y eliminaba todas sus restricciones, pero el avance del virus ha obligado al país a recular.

Desde el pasado viernes, los ciudadanos deberán mostrar un certificado de salud COVID-19 para entrar a restaurantes, discotecas y grandes eventos públicos. El documento indica si una persona está vacunada, recuperada o ha dado negativo en la prueba del virus.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.